San se acabó

  • La alegría ha dado el último impulso a la Feria del Mediodía · Se trata de una despedida con la incertidumbre sobre la futura ubicación de ésta

Ya no hay tiempo para dar marcha atrás, todos aquellos que se hayan quedado con las ganas de algo durante la Feria del Mediodía tendrá que esperar otros cerca de 365 días para cumplir sus intenciones.

El cerrojo ya se ha cerrado de forma definitiva y la diversión tuvo ayer su toque final, en un sábado que, además de muy esperado, se recordará por su intensidad y por ser el último en el que el centro acogerá su gran Feria del Mediodía.

La de ayer volvió a ser una jornada muy calurosa, en la que los aspersores de agua, los abanicos y los grifos de cerveza y vino echaron humo debido a la intensidad con la que tuvieron que trabajar.

Atrás quedan ya siete intensos días, que han dado mucho que hablar, para bien y para mal, y sobre los que los responsables políticos de la ciudad deberán hacer balance de cara a nuevas ediciones en las que, entre otras, deberán adoptar la importante decisión de trasladarla o no al nuevo recinto ferial, en la Vega de Acá, para que se celebre en el mismo lugar en el que tendrá lugar la de la noche.

No hay lugar para la nostalgia, sino para mirar con alegría todo lo que ha ocurrido durante estos días, la gente que se ha conocido, las canciones que se han escuchado y todos los bailes que se han disfrutado, con el pensamiento puesto en la próxima Feria del Mediodía que, si no pasa nada, será aún más especial que ésta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios