Tapeo, buen ambiente y folclore, las claves de la feria que más gusta

  • Almerienses y turistas se decantan por el mediodía y lo prefieren a las celebraciones de la noche en el Recinto Ferial

¿Día o noche? La mayoría de los almerienses lo tienen claro. A pesar del calor del mediodía, no hay quien se resista a los placeres cotidianos pero siempre agradables de tomarse unas 'tapitas' en compañía de los amigos y, si es con un rebujito helado o con una buena bota de tinto, mejor que mejor.

El Real de la Feria nocturna pierde por goleada. Y es que la mayoría de los encuestados aluden que durante el horario diurno existe un mejor ambiente. Jóvenes y mayores pasean por el centro de la capital y confraternizan en familia o con los amigos, aprovechando para visitar los ambigús y los eventos que se celebran en la Rambla y en los barrios.

El folclore es otra de las claves que aducen casi todos los adeptos a la feria de día. Los tradicionales trajes de gitana y los caballos que pasean por las calles son sinónimo de estas fiestas, y sin ellos no puede vivirse de igual manera.

Pero, ¿qué hay de la feria nocturna? Aunque parezca que haya perdido el tirón que tenía hace unos años, son muchos los que prefieren el ambiente que se respira en el Recinto Ferial. El calo de las temperaturas, una menor aglomeración de gente y la limpieza son algunos de los puntos fuertes de la feria de noche.

Sin duda, para gustos, colores. Lo importante es disfrutar de unas fiestas que serán un poco menos ostentosas que otros años, pero que no dejarán de tener la esencia que las caracteriza. Pese a los temores iniciales, la crisis no afectará tanto como se preveía. En el caso de la de día, habrá el mismo número de ambigús que el año pasado (nueve en total) y, pese a los recortes del 15% en el gasto de organización, el programa continuará teniendo la misma calidad y el mismo número de actividades que en pasadas ediciones.

El Recinto Ferial, por el contrario, verá mermada la presencia de casetas. Respecto a la edición de 2008, su número ha disminuido notablemente (de 36 a las 21 actuales), pero no por ello calarán las ganas ni la entrega de la gente que acude con asiduidad a festejar en el Real.

La edición 2009 de la feria realizada en honor a la Virgen del Mar será más 'low-cost' que otras veces pero, sin duda, se vivirá con más intensidad, dado el cambio de recinto previsto para el año que viene. Esta será, probablemente, la última celebración de la feria tal y como la conocemos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios