Más de 200 afiliados a CSI·F disfrutan de una cena en el Real

  • Los presidentes nacional y autonómico asistieron a la noche de gala · El alcalde de Almería junto a algunos concejales visitaron la caseta para saludar a los trabajadores

El CSI-CSI·F vuelve a estar de nuevo en el Recinto Ferial de este año, el único sindicato con presencia. Anoche, afiliados y familiares disfrutaron de una cena especial en la que estuvieron invitados más de 200 personas. La caseta lucía llena como nunca y el ambiente distinguido animaba a la fiesta.

El presidente nacional, Domingo Fernández y el presidente autonómico, Rafael Hurtado, no quisieron perderse la Feria de Almería en la caseta tradicional del sindicato. "Llevo más de 25 años viniendo a la semana grande de Almería", aseguró Fernández.

La caseta de CSI-CSI·F está dedicada a Almería y decorada con fotos de la antigua estación, la fuente de los peces y la plaza de la Catedral. Además, este año el ambigús es cerrado por el techo y cuenta con aire acondicionado. Lo más novedoso es que exhibirá una colección de abanicos y carteles de la Feria de años anteriores.

El nuevo Recinto Ferial parece estar creado a gusto de todos. El presidente provincial de CSI·F se mostró muy contento con el cambio del Recinto Ferial, pero considera que "para rentabilizar la inversión que se ha hecho en él es necesario que esté abierto durante todo el año". Además, desde CSI·F apuestan porque la Feria del Mediodía se traslade al Recinto, ya que "todas las ferias están ubicadas en un mismo lugar y es la forma de rentabilizar el proyecto", afirmó Francisco Iglesias.

Domingo Fernández estaba satisfecho con el cambio: "Ya he visto tres traslados desde que vengo a la Feria de Almería y sin duda, este es el que mejor vistas al futuro presenta".

"Estamos encantados de haber aportado nuestro granito de arena en el nuevo Recinto. Ahora toca pasárselo bien, en otoño ya intentaremos trabajar por los problemas que hay", sentenció Francisco Iglesias.

Anoche, a partir de las 22:00 horas, los afiliados al partido y sus hijos pudieron disfrutar de una cena de gala en la caseta. Bacalao con muselina, confí de pato y jugo de carne fueron algunas de las exquisiteces que pudieron disfrutar los más de 200 invitados. Con todas sus mesas ocupadas, sin duda fue una de las citas más importantes en la Feria para la Central Sindical Independiente y de Funcionarios.

Durante la cena, la caseta de CSI-CSI·F recibió una visita inesperada del alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez Comendador, acompañado de algunos de los concejales, para saludar y charlar de manera distendida con los trabajadores almerienses que se encontraban disfrutando del catering y los representantes sindicales como Domingo Fernández, Rafael Hurtado y Francisco Iglesias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios