"Se avecina una gran semana de convivencia y diversión en Almería"

  • "La reducción de los días de fiesta nos ha causado quebraderos de cabeza. Menos mal que se ha solucionado de la mejor manera posible". El primer edil confiesa su devoción por las fiestas de la Virgen

Comentarios 1

El alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, como ciudadano que vive la Feria, destaca de estos días que son "momentos de convivencia y de disfrute responsable". Además apunta que durante la celebración de las fiestas en honor a la Virgen del Mar, Patrona de Almería, "es imprescindible que no se vuelva a repetir la imagen de exceso y desproporción que se ha podido ver durante los últimos años, especialmente en la Feria del Mediodía", ya que, según el primer edil así no se refleja la realidad de una fiesta familiar, entrañable y hospitalaria como es la Feria de Almería. "Si no existiera la Feria, los almerienses nos inventaríamos unos días al año en los que poder vivir sin la contención del horario estricto, la dieta rigurosa o las prisas del tránsito cotidiano".

-La Feria de Almería es un acontecimiento muy esperado durante todo el año, ¿qué representa para los almerienses?

-Siempre es una oportunidad de disfrutar, de reunirse familias que a lo mejor no se ven durante todo el año, encuentros entre amigos. Sirve para 'liberarse' de penas y de la crisis. En definitiva, unos días de ocio pensados para todos, en los que la diversión y el disfrute juegan un importante papel en la vida de Almería

-Cada detalle de esta celebración suscita relaciones entre la ciudadanía, ¿en qué medida están presentes los vecinos de Almería en las fiestas?

-Hay una Comisión preparatoria de la Feria que cuenta con la colaboración permanente de las asociaciones de vecinos, que han mantenido diferentes reuniones con la Concejalía organizadora de Feria. De este modo, la implicación de los vecinos a la hora de elaborar el complejo programa es total, del cien por cien. Además, al igual que en años anteriores, se van a realizar diferentes actividades de feria en cada barrio, con lo que la mencionada implicación aumenta considerablemente y se lleva la feria fuera del centro, en lo que respecta a la Feria del Mediodía, y fuera del recinto en lo referente a la Feria de la Noche. La ciudad entera vive la Feria a través de las actividades que componen el programa. En cada barrio se realizan actuaciones, concursos o juegos con los que los vecinos pueden disfrutar en sus propias calles de la Feria.

-El programa de Feria es realmente amplio y variado, ¿Cuáles son las prioridades a la hora de diseñar las actividades que lo componen?

-Se marcan criterios objetivos y técnicos. Por ejemplo, las actividades que el año pasado tuvieron un muy buen resultado las volvemos a realizar este año. Por consiguiente, eliminamos las que no han tenido una buena aceptación. Por otro lado, estudiamos las aportaciones que realiza la Comisión de Festejos y traemos algunas de las actividades que han dado muy buen resultado en otros lugares. Con todo ello, intentamos diseñar un programa completo y, cómo no, a gusto de todos los ciudadanos de Almería y de los visitantes que se encuentran en nuestra ciudad por vacaciones y para los que vienen expresamente a la capital a vivir la feria. Intentamos, no obstante llegar a todos los sectores de edad. Niños, jóvenes y mayores tienen unas convocatorias específicas para ellos. No queremos excluir a nadie, y menos en Feria.

-Las diferentes áreas trabajan de manera coordinada en la organización de la Feria. ¿Qué directrices se siguen para que todo funcione a la perfección en un evento de esta envergadura?

-Las directrices que predominan son las del sentido común, porque ya se sabe cuáles son las preferencias que tienen o tenemos los almerienses; las del orden, estas son evidentes; las de la experiencia de años anteriores. Se intenta, además, pulir aquello que ha fallado o no ha salido como se esperaba, siempre y cuando sea un fallo nuestro y repetir lo que ha ido razonablemente bien y ha tenido una aceptación importante entre los vecinos.

-¿Con qué novedades se ha querido sorprender a los ciudadanos en esta edición?

-La Feria tiene novedades en cuanto a la mera disposición de la Feria del Mediodía, con lo que se va a reordenar su estructura en sí. Se han añadido algunos detalles, pero no unas novedades sorprendentes, entre otras cosas porque el modelo de la Feria de Almería está perfectamente consolidado. La gente, tanto de aquí como la que viene de fuera, sabe lo que se va a encontrar. Son muchos años los que ha costado que sea un referente en la provincia, muchas personas de los pueblos de Almería se acercan a nuestras fiestas, que son de todos, claro. Los pequeños detalles que hemos ido añadiendo responden a necesidades de mejora o de ofrecer una oferta más amplia para que todo el mundo, o por lo menos, la mayoría estén contentos y se queden con un buen sabor de boca.

-¿Cuáles son las actividades que se han ido consolidando y ya son imprescindibles en la Feria de Almería?

-Hay muchas, se puede destacar la Feria Taurina, la Feria de Alfarería, todas las actividades que se realizan en la Rambla, a las que acude mucha gente y las que hacemos en los barrios. Este año, aparte del tradicional concurso gastronómico, se va a realizar uno de cata de vinos, otro concurso de canto de pájaros o el de mascotas. Los conciertos, con los que cada año intentamos traer a los cantantes que están en el candelero, y vuelvo a matizar que pensamos en todos a la hora de escoger a los músicos, porque tenemos desde el Canto del loco este año a festivales de flamenco. Además contamos con el popular concurso de futbolín, el de minigolf... y una exposición Muher en el Centro de Arte Museo de Almería, CAMA. Son pequeños detalles que modifican la Feria pero que no le quitan su esencia como tal.

-Esta Feria goza de gran aceptación y convoca a multitud de personas. ¿Qué objetivo persiguen los cambios que se han realizado en ella?

-Básicamente el intentar que todos los barrios lleguen a sentir la Feria como propia. Implicar a todos los vecinos en algo que es exclusivamente nuestro. Intentar que las personas que viven en costacabana, Ratamar, o en la Cueva Puga sean partícipes directos de nuestras Fiestas Patronales, sin olvidar a ningún barrio, ni a ninguna pedanía de Almería.

-¿Cree que con la prohibición del botellón se va a evitar que los grupos de jóvenes se reúnan para beber en feria?

-Contamos con un dispositivo importante que va a multar a todo aquel que haga botellón. La cuantía de las sanciones van a ser considerable. Lo que perseguimos, desde el Equipo de Gobierno, con esta medida es evitar que chavalillos con 14 años estén borrachos y tirados por las calles de Almería. No es una prohibición como tal, sino que se ha hecho pensando en el bien de todos, tanto de los bares que salen a la calle para servir copas, como protección ante los más jóvenes que beben de forma desmedida en estos días.

-Como conclusión, de su experiencia como ciudadano de la Feria de Almería, ¿con qué se queda?

-Con la Feria Taurina, que es la que más me gusta. Aunque estoy en todos lados, porque soy un aficcionado a jugar al futbolín, de modo que me paso por la Rambla y hecho una partidilla con los chavales y no tan chavales, Me encantan también, las actividades deportivas que se realizan durante toda esta semana. El deporte es algo imprescindible en estos días y me encanta que tenga una participación y una asistencia importante de personas que se les nota que viven el deporte. Por las noches estoy en la Caseta del Ayuntamiento rodeado de amigos y conocidos y , como no, la Feria del Mediodía es otra de las convocatorias que no me pierdo, que, por cierto, bebo muy bien en el porrón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios