Las bailaoras más jóvenes causan furor

  • La Caseta Infantil registró un lleno absoluto ante la actuación de decenas de alumnas de la escuela de María La Rabota

El pasado jueves, en torno a las 22:00 horas, cientos de personas se agolpaban en las instalaciones de la Caseta Infaltil donde no quedaba apenas una silla libre, en el Recinto Ferial, para disfrutar de la actuación de baile flamenco de las alumnas de la escuela de María La Rabota.

Todas las niñas se subieron al escenario en varios grupos para demostrar a todo el público allí presente sus conocimientos adquiridos en la escuela de baile flamenco, ubicada en el barrio almeriense de Pescadería. Destacaba la presencia de todos sus padres que, orgullosos, observaban como sus hijas enloquecían con sus ritmos a todos los asistentes.

Jóvenes, mayores y niños disfrutaron de las casi dos horas en las que el ambiente flamenco, tan propio de la Feria , se daba cita una noche más en el Real para ver a todas estas chicas ataviadas con sus mejores trajes y galas flamencas.

Al público le sorprendía, en el caso de algunas niñas, la corta edad de iniciación a este arte y la manera tan profesional que tenían de moverse. "Son niñas, algunas parecen menores de 6 años y se mueven como si fuesen bailaoras profesionales. La verdad es que me está gustando mucho este espectáculo por la fuerza y el ímpetu que transmiten con sus bailes", comentaba Laura Torres, una murciana que ha venido a pasar unos días a la Feria de Almería.

Al final del espectáculo flamenco, en la Caseta Infantil se vivía un ambiente muy distendido sumado a un público muy entregado a la actuación colectiva de las niñas. En ese momento la propia directora de la escuela, María La Rabota, aprovechó para subirse al escenario para bailar con sus alumnas más aventajadas. Así, la almeriense nacida en el barrio de Pescadería brindó sus mejores taconeos y ritmos al público que la aclamó desde el primer momento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios