Las celebraciones, 30 años atrás

  • En 1979 se celebraron las primeras fiestas después de que los almerienses hubieran elegido por vez primera sus ayuntamientos de forma democrática. En el caso de Almería, Santiago Martínez Cabrejas

Los ciudadanos habían elegido por vez primera sus ayuntamientos de forma democrática. Hasta la Casa Consistorial de la Plaza Vieja llegó el primer ayuntamiento almeriense de izquierdas presidido por el socialista Santiago Martínez Cabrejas, mientras al frente de la Diputación Provincial está el centrista José Fernández Revuelta. Los nuevos responsables municipales apenas tuvieron tiempo para organizar aquella Feria de 1979, celebrada entre el 17 y 26 de agosto, prologada por la polémica supresión del aparcamiento en el Paseo del Generalísimo y la actuación de los famosos payasos de la tele, Gabi, Miliki, Fofito y Milikito en la Plaza de Toros, dentro del Circo Price.

Hace 30 años, la empresa de autobuses urbanos Saltua subía el precio del billete en tres pesetas, por lo que éste pasaba de 10 a 13 pesetas el mismo día en que comenzaba la Feria. La subida de los precios también llegaba a un alimento de primera necesidad como el pan, al aprobar el Gobierno Civil, previo informe de la Comisión Provincial de Precios, la tabla de precios máximos propuesta por la asamblea de panaderos, fijando en 6 pesetas la pieza de 120 gramos.

El popular restaurante Bayyana preparó un buffet libre por 680 pesetas, unos cuatro euros, aunque las bebidas sólo incluían sangría y agua mineral, muy valorada en aquella época; pero para ir a comer en familia los almerienses contaban con el autoservicio del restaurante El Molino, aunque éste sólo abría los domingos al mediodía, el de mayor tirada de la prensa local que costaba 20 pesetas cada ejemplar.

Por aquella época, Televisión Española, la primera y la única que podíamos ver, comenzaba sus emisiones a las 13.30 horas tras quince minutos de carta de ajuste y las finalizaba a las cuatro de la tarde, para volver de nuevo a las siete de la tarde y finalizar sobre la medianoche con la despedida y cierre. Tres emisoras almerienses, Radio Juventud, Radio Popular y Radio Almería, cubrían el espectro radiofónico entre las ocho de la mañana y la medianoche; y los diarios locales informaban del movimiento diario de buques en el puerto, destacando las populares motonaves Antonio Lázaro y Vicente Puchol, de carga y pasaje, que nos unían con Melilla.

La feria comenzó con un pregón reivindicador de libertad, realizado por el escritor José Miguel Naveros Burgos. Quisiéramos, afirmó, que los perseguidores y los exiliados, y nuestros emigrantes formaran cuerpo en una Almería en libertad. Ese mismo día comenzaba la tercera edición del trofeo 'Ciudad de Almería' en el Estadio Franco Navarro, en el que participaron la Agrupación Deportiva de José María Maguregui -recién ascendida a primera división-, el Cruz Azul de Méjico, la Unión Deportiva Las Palmas y el Ferencvaros de Hungría. El club almeriense contaba con 6700 socios, pero la aspiración era llegar a los 8000. El bar Toresano, al inicio de la calle Regocijos, era el punto neurálgico para la venta de entradas y abonos. Una asamblea de socios presidida por el vocal del Comité Directivo de la Federación Andaluza de Fútbol, Eduardo Gallart Baldó, aprobó un presupuesto de 161 millones de pesetas para la temporada que estaba a punto de comenzar en una liga que aún no era de las estrellas, y que el club iniciaba con una deuda de 106 millones.

Una de las novedades más destacadas de esta feria fue la presencia de los partidos políticos y centrales sindicales en el Real, iniciada el año anterior por el Partido Comunista de España. También instalaron casetas la Compañía Sevillana, Cofradía de Estudiantes, Agrupación de Cofradías, y la Peña El Taranto, en la que actuaron, entre otros, los grupos de flamenco Diamantes Negros y los Flamencos del Sur.

La programación del Teatro Cervantes presentaba un '¡sensacional acontecimiento!'con la obra 'Cuando los niños no vienen de París' que interpretaba la Compañía de Jesús Guzmán, muy popular en la época por la serie de televisión 'Crónicas de un pueblo'. Como homenaje a Almería, una noche de recitales a cargo de Andrés Caparrós, los trovadores, Francisco Urrutia, José Sorroche, y Engarpe, con la guitarra de Remolino (hijo) y el piano de José Luis Conde. Por último, la compañía de Juanito Navarro con la revista ¡Esta noche contigo!, que como la primera sólo era autorizada para mayores de 18 años.

La Caseta Popular era amenizada por grupos como 'Mediterráneo' o 'Caramelo' con la presentación de las actuaciones por los locutores Mari Nieves y José Olmedo. En el recinto municipal se pudo ver y oir a Miguel Ríos -que este año vuelve en su gira de despedida-, Mari Carmen y sus muñecos, Isabel Pantoja, la 'actuación extraordinaria de MariTrini', Lole y Manuel, y el grupo Jarcha; sí, sí, aquellos de ¡libertad, sin ira, sin ira, libertad!, que fue la sintonía oficiosa de las primera elecciones democráticas.

Las dianas con pasacalles por los distintos barrios eran muy madrugadoras, puesto que se iniciaban a las 7.30 horas, mientras la calle Javier Sanz albergaba 25 horas de baloncesto o una suelta de 500 palomas mensajeras y el Cerro de San Cristóbal era el punto desde el que se lanzaban los castillos de fuegos artificiales.

La cabalgata anunciadora de las fiestas estaba compuesta por solo tres carrozas, un grupo de majorettes, comparsas y chirigotas de Cádiz y la banda de cornetas y tambores de Garrucha. La batalla de flores contaría con 14 carrozas y dos bandas de música, la de Cruz Roja y la municipal "sin orden ni concierto alguno, ya que todos estaban callados salvo dos o tres tambores que repicaban débilmente", decían las crónicas de la época, recorriendo el Paseo de Almería en los dos sentidos. Entre las carrozas, una con una gran bota y una copa, recordaban el ascenso del Almería a primer división. Aunque el Ayuntamiento prohibió la publicidad en el programa de fiestas, la cabalgata sí contó con dos carrozas que anunciaban la discoteca Galaxia y la cerveza Mahou. La Hermandad de Donantes de Sangre hizo un curioso y sexista llamamiento a través de la prensa "a las alumnas de ATS y a las jóvenes familiares de donantes" que quisieran participar en el desfile de carrozas.

Más de 20.000 bombillas adornaron la ciudad, instaladas por cuatro obreros especializados de la empresa de Juan Manuel Segado. Suponían casi el doble que en la edición anterior, con un precio de 58 pesetas por unidad, que subía a 62 si eran pintadas. El responsable municipal era el andalucista Fernando Navarrete, como presidente de la Comisión de Festejos, que rebajó los precios de la Caseta Popular.

El Ayuntamiento recuperó ese año el homenaje a los 'Mártires de la Libertad', en la Casa Consistorial, puesto que aún no se había hecho el 'Pingurucho de los Coloraos'; y el Centro Juvenil de la Catedral celebró la II Semana Cultural Virgen del Mar con trofeos, entre otros, de ajedrez, damas, certamen de canción religiosa, poesía, exposición filatélica, concurso de 4 en raya y de hula-hop, monopatín y carrera de sacos. Entre otros concursos, la discoteca Galaxia de El Alquián acogió el I Campeonato Provincial de Peluquería Masculina, y el salón de cultura de la Caja de Ahorros la entrega de premios del concurso de poesía convocado por la Comisión de Festejos, en el que resultaron premiados María Jesús López Peregrín, Francisco Domenech y José Tuvilla. Los poemas galardonados serían publicados posteriormente en la revista Andarax.

Almería contaba ese año con 12 cines y 8 terrazas de verano. Moderno, Liszt, Monumental en el Barrio Alto, Apolo, Cervantes, Gelu, Roma, Emperador, Imperial, Bahía, Los Ángeles y Reyes Católicos eran las salas cinematográficas de la capital que ya anunciaban para comodidad de los espectadores su refrigeración -como Roma y Emperador- o climatización, como el Imperial. Para disfrutar de las noches veraniegas aún quedaban las terrazas Imperial, Moderno, Bahía, San Miguel -la última en desaparecer-, Los Cármenes, Ciudad Jardín, Delicias, y Buenavista. La cartelera anunciaba películas como Súper Mázinger Z, Desmadre a la americana, o las primeras películas clasificadas S como 'El deseo y la sensualidad' o 'Encuentros muy íntimos en la tercera fase', en las que se advertía al público que estas películas, por su temática o contenido, podían herir la susceptibilidad del espectador, por lo que eran clasificadas 'rigurosamente para adultos'.

En la ciudad sólo quedaban tres coches de caballos, la cifra menor de toda Andalucía, cuando diez años antes había unos 70 cocheros en Almería. Claro, que un kilo de cebada costaba 15 pesetas y la manutención del caballo rondaba las 200 pesetas diarias. Sin embargo, aún había una buena producción de uva, puesta de manifiesto en los 90 millones de kilos de la campaña dada a conocer por la Cámara de Comercio, Industria y Navegación que presidía el empresario Ramón Gómez Vivancos, promotor a su vez de los premios Bayyana con los que se distinguía a los almerienses más destacados del año. Ese año correspondió el premio a la Agrupación Coral Virgen del Mar, dirigida por el maestro Emilio Carrión Fos, su fundador en 1972, y que en 1976 obtuvo el primer premio en la modalidad de voces blancas del certamen nacional celebrado en Barcelona.

Durante aquellos días festivos de 1979 la Asociación de Minusválidos Físicos Verdiblanca recibió por vez primera la autorización del Ayuntamiento para vigilar aparcamientos, tanto en el entorno de la Plaza de Toros como en el recinto ferial, facilitando así la incorporación de sus miembros al mundo laboral. Eran otros tiempos muy diferentes a estos en los que la 'Campaña de Promoción del Empleo' del INEM anunciaba en la prensa local unos magníficos resultados con 217.247 trabajadores colocados desde enero a julio de ese año; y se podía viajar desde Almería a Ibiza, del 20 al 27, por 15.500 pesetas, todo incluido y pensión completa.

El capitán general de la Novena Región Militar, Antonio Delgado Álvarez, inició su primera visita oficial a Almería con una ofrenda floral a la Virgen del Mar, presidiendo el domingo la jura de bandera de 1090 reclutas del 5º llamamiento del reemplazo de 1978, que tuvo lugar en el Campamento Álvarez de Sotomayor, entre los que se encontraba el jugador del Barcelona, Carrasco.

La feria taurina reclamaba la atención de los aficionados ya que contaba 'con la reaparición del revolucionario Manuel Benítez El Cordobés'. Comenzó el domingo con la novillada en la que actuaron Luis Reina, Mario Triana y Aguilar Granada, a la que seguirían cuatro corridas de toros y el tradicional espectáculo cómico taurino musical de El Bombero Torero y sus enanitos. Como en la Semana Santa, del domingo pasábamos al miércoles, quedando el lunes y martes en blanco. Ese día actuaron Miguel Mateo Miguelín, El Cordobés y Ángel Teruel; siendo el cartel del jueves el formado por Ángel Teruel, Dámaso González y Niño de la Capea. El día 24, mano a mano de Rafael de Paula y José María Manzanares, y el 25 Palomo Linares, Antonio Rubio 'Macandro', y Emilio Muñoz, revelación de la temporada, para cerrar la feria.

La crónica de 'Volapié' de la corrida del arte -Paula y Manzanares- expuso que "el público pagó sus iras con los lidiadores provocando escenas realmente escandalosas, llenando de improperios a los diestros, con insultos y frases altamente ofensivas, además de arrojar al ruedo toda clase de objetos que eran un verdadero peligro para los que se hallaban en la arena. Actitud incivil que no debería repetirse porque habla muy mal de la educación y respeto que se debiera mostrar ante todos. Todo esto contribuyó a que se pasara una tarde desagradable".

La iglesia de la Virgen del Mar acogió la misa y salve a la Patrona "en la que casi todos los fieles comulgaron", presidida por el obispo Manuel Casares Hervás, siendo hermano mayor Diego Alarcón Moya. Las fiestas finalizaron con una traca en el Paseo y un toro de fuego en Puerta de Purchena. En el Estadio Franco Navarro, la AD Almería perdió por un gol a cero ante el Athletic de Bilbao con una alineación formada por César, Arias, Piñero, Oscar López, Lobato; Garay, Paniagua, Vilá; Rojas, Rolón y Serrán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios