Una despedida piromusical con la magia de los fuegos artificiales en el Espigón

  • Grupos de amigos, familias y parejas no quisieron perderse esta cita con tanta tradición

La tradicional puesta en escena de los fuegos artificiales se ha convertido en una actividad que ha servido para poner punto y final a las fiestas año tras año. Son muchas las personas que deciden olvidarse del Recinto Ferial para acudir a esta actividad que tiene un toque de romanticismo y mágico que no tienen la mayoría de las citas de la programación.

Familias con sus hijos, parejas y amigos decidieron tirarse en la playa, algunos, y otros quedarse desde el Paseo Marítimo para ver la ida y venida de juegos de luces y formas.

Muchos ya iban preparados con sus toallas para poder ver los fuegos artificiales con la máxima comodidad y tranquilidad del mundo.

Muchos sacaron sus smartphone para también dar rienda a su talento fotográfico y, posteriormente, mostrar su arte en las redes sociales.

Es una de la actividades que cierran estas fiestas y que sirven para pensar en los momentos vividos juntos a las personas queridas durante estos días de Feria. Ya solo queda esperar un año para la siguiente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios