La estación enciende Almería

  • Ayer, alrededor de las 22.30, el Alcalde inauguró oficialmente las fiestas de 2009 con el tradicional alumbrado de la Portada, que este año está inspirado en la Antigua Estación de Ferrocarril

El alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez Comendador, junto a otras destacadas autoridades, fue el encargado, un año más, de inaugurar la nueva portada de Feria con la tradicional iluminación. El acto, que se celebró alrededor de las 22.30 de ayer, supone el inicio oficial de las Fiestas de la Virgen del Mar, patrona de la ciudad.

Tras darse por concluida la iluminación de la Portada de 2009, los cientos de personas que se encontraban allí rompieron en un espontáneo aplauso lleno de emoción y ganas de disfrutar de la semana y de todas y cada una de las innumerables actividades previstas durante el desarrollo de la misma. Posteriormente, Luis Rogelio Rodríguez se fue junto a sus acompañantes a visitar el recinto ferial, que ya presentaba a esas horas de la noche un magnífico ambiente en el que destacaba la presencia de niños que, vestidos con la indumentaria propia de estas fiestas, disfrutaban de las primeras fiestas de su vida.

Con un recinto ferial de 159.155 metros cuadrados, la iluminación volverá a ser una parte importante de estas Fiestas, ya que de ella dependerá en buena medida la luz y el color de la misma. En este sentido, la Portada de Feria, situada en la avenida del Mediterráneo, al lado del auditorio Maestro Padilla, está inspirada en esta ocasión en la Antigua Estación de Ferrocarril, contará con un total de 18.000 puntos de luz, a través de los cuales se podrá reconocer dicha imagen. Además, el recinto contará con un total de 200.200 puntos de luz en total, repartidos en los 140 arcos y que supondrán un consumo energético de 1.255.296 watios, habiéndose escogido para la ocasión lámparas de bajo consumo de 2 y 5 watios.

Así, con la apertura de la Puerta de Feria y su iluminación, los almerienses podrán disfrutar de las fiestas de su Patrona hasta el día próximo día 29, sábado, en las que, previsiblemente, la crisis afectará al consumo, pero, se espera, no lo hará respecto al ambiente festivo de estos días. De momento, ayer ya se veían largas colas en los cajeros vecinos al recinto ferial, síntoma inequívoco de que la Feria atrae al consumo y que se convertirá, un año más, en un buen momento recaudatorio para los numerosos tenderos que instalan sus puestos de trabajo en la avenida del Mediterráneo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios