Los floretes de Almería se cruzan contra un medallista olímpico

  • El bronce de Pekín 2008, Juan Abajo 'Pirri' ejerció como Padrino de Honor en el III Trofeo de Feria de Esgrima

Con paso firme y agigantado Almería se está haciendo un hueco de gran importancia en el mundo del esgrima, gracias al esfuerzo del Club de Esgrima de Almería y a la Federeación Andaluza, encabezadas por Astrid Ferrendo. Tanto ella como sus compañeros se desviven desde hace tres años por convertir el Torneo de Feria en un referente de máxima solidez a nivel internacional en el deporte de la espada y la máscara.

Creando un óptimo grado de alegría entre los organizadores, el campus celebrado en El Toyo ha superado el número de doscientos deportistas venidos desde todos los puntos de España y varios países europeos, en las que primaron las delegaciones de Francia, Inglaterra y Ucrania.

Además; esta edición, aparte de tener a grandes maestros de la espada como Roberto Codón, Campeón del Mundo o Carlos Zayas, bronce el los campeonatos de España como entrenadores, ha tenido el aliciente de la visita del medallista olímpico José Luis Abajo 'Pirri' (bronce en Pekín 2008) que pasó un día con todos los tiradores. Para Astrid Ferrendo, el que 'Pirri' haya aceptado la invitación al clinic supone que "cada año que pasa nos estamos mejorando y este evento va tomando mucha importancia a nivel mundial".

La Presidente de la Federación Andaluza, henchida de júbilo, quiso resaltar las palabras del seleccionador nacional que alegó que "éste es el mejor campus en el que había estado en España".

Y no es para menos ya que el pabellón donde se ha albergado el torneo ha contado con treinta pistas para tiradores, un número jamas visto en el país.

La gran fiesta almeriense del florete y la espada se cerró con la disputa de la competición del III Trofeo de Feria en las categorías Absoluta, Junior y menores de doce años.

Para los tiradores noveles, como Adela, que llegaban por primera vez a las instalaciones retameñas amparados por los compañeros que repetían el periplo, el campus ha sido una experiencia grandiosa. "Si tuviera que puntuarla de uno a diez le daría un nueve por un pequeño problema de mantenimiento con el aire acondicionado, sino sería una rotunda Matrícula de Honor".

Al caer la noche sobre el hotel donde se albergaron los esgrimista se produjo la entrega de trofeos y la posterior clausura del campus entre fuertes aplausos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios