"El límite de la pureza del flamenco está donde uno lo quiera poner"

Aglutina en su garganta uno de los tesoros más importantes del flamenco que combina con su gran conocimiento del cante y la originalidad que aporta a cada estilo. Enrique Morente (Granada, 1942) atendió a Diario de Almería tras su actuación en el festival de una tierra en la que se siente muy cómodo. Imprevisible, espontáneo y natural hasta en sus respuestas, el granadino aboga por no poner demasiados tabiques a la creación en el flamenco.

-¿Cómo se ha sentido en una nueva actuación en Almería?

-Me he sentido como un ser humano y una persona que ama Almería porque desde mis comienzos la vengo visitando y hay una afición aquí que siempre ha sido amiga mía y me ha ayudado.

-Usted ha definido hoy sus aportaciones al cante como una forma de estropearlo, pero ojalá todo se "estropeara" así, ¿no?

-Bueno, son bromas que se gastan, cosas que se dicen. Siempre dentro de todo eso hay algo de verdad.

-¿Dónde cree que está el límite entre la innovación y la ortodoxia en el flamenco?

-El límite está donde uno lo quiera poner, si no le pones ningún límite todo es puro y auténtico.

-Esta noche ha rendido un homenaje a un cantaor ilustre como el jiennense de Andújar Rafael Romero 'El Gallina', ¿qué recuerdos tiene de este artista con el que compartió tantas veladas?

-Fue un gran maestro y tuve la suerte de estar a su lado durante mucho tiempo. Fueron bastantes años de trabajo, fue un artista muy importante y un gran cantaor.

-Enrique Morente lo ha alcanzado casi todo en el flamenco, ¿pero qué le queda todavía por conseguir?

-Pues, la verdad es que en este momento lo que más me apetece conseguir es tomarme una cerveza con mis amigos que es lo más urgente e importante. Además, siempre que vengo a Almería en feria y antes de salir al escenario me empapo de esa gracia que tiene Almería, esa fluidez, esa alegría y cada vez veo a las chiquillas vestidas de gitana. Es tan graciosa y simpática que está preciosa la feria. Pero tienes que aguantarte porque tienes que salir al escenario, pero ahora que he acabado me voy a la feria.

-¿Cómo ve la situación del flamenco en la provincia de Almería?

-La crisis que creo que ha afectado a los bolsillos, pero a los pescuezos y a las bocas no. La crisis afecta a los bolsillos de los que menos tienen.

-¿Cómo se definiría usted mismo?

-Pues ayer era un dominguero y hoy vivo en lunes esperando que llegue el martes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios