La novillería puntera provoca nubarrones en el futuro del toreo

  • Del Álamo sobresalió en uno y acabó desbordado en otro, Duffau torea con limpieza sin cruzarse y bajar la mano Esau Fernández con mucho pico y escasez en el concepto con novillos interesantes

Novillada. Segunda de la feria de la Virgen del Mar 2010 Plaza de toros de Almería. Menos de media entrada. mucho Calor. Ganadería de Fuente Ymbro.

1º Palmero nº 9 de 12/06 y 451 kilos. Puyazo. Castaño. Noble con celo y recorrido. Se queja. Bueno para el toreo. 2º Señorío nº 210 de 11/06 y 457 kilos. Bajo y bonito. Trotón. Cojea. Devuelto a los corrales. 2º bis Fanfarrón nº 105 de 01/07 y 450 kilos. Jabonero. Bonito. Puyazo con cara alta metiendo los riñones. Puntea en muleta aunque repite. Le falta un poco de clase. Se traga la muerte. Aplaudido en el arrastre. 3º Legislador nº 189 de 02/07 y 453 kilos. Negro poco meano. Puyacito. Noble sin complicaciones y sin fuerzas. Falto de raza. 4º Jurista nº 153 de 01/07 y 455 kilos. Jabonero. Abanto. Sin entregarse. Puyazo con cara alta empujando. Puyazo. Sin fijeza. A más en media distancia. Palmas. 5º Hacendoso nº 88 de 02/07 y 458 kilos. Negro listón. Puyazo rectificado. Noble, humilla con nervio. De los que exigen el carnet. Acaba manseando. 6º Vivales nº 158 de 12/06 y 464 kilos. Burraco. Puyazo. Noble de embestida suave a la media distancia. Escarba. Sin interés.

Toreros: Thomas Duffau de vainilla y oro. Nuevo en la plaza. 1º Brinda al público. Toreo de muleta de abajo hacia arriba. Sin cruzarse pero con mucho temple y técnica. Muleta plana. Media estocada eficaz. Floja petición. Oreja. 4º Brinda a Oscar Chopera. Faena centrada. Desarme. Faena a menos. Manoletinas. Más de media en lo alto. Ovación y salida al tercio Jonathan Sánchez Peix "Juan del Álamo" de sangre y oro. 2º En capote a merced del toro. Comienzo de muleta sin enmendarse entre pases que cala en tendido. Derechazos en los medios con colocación buena y ligue de tanda. De mucha calidad con la izquierda. Un desarme al final. Estupenda tanda con la izquierda al final. Estocada tendida delantera un poco desprendida. Petición. Oreja. 5º brinda al público. Cogido durante la faena de muleta sin consecuencias aparentes. Firme pudiéndole. Cogido otra vez. Pinchazo. Pinchazo. Pinchazo hondo chalequero. Descabello. Aplausos. Saludos desde el tercio. Vuelta por su cuenta que desiste por las protestas. Esau Fernández Galindo de tabaco y oro. 3º Capote de brazos sueltos. Quite por tafalleras. Brinda al público. Inicia de rodillas. Pierde muleta durante la faena. Toreo con el pico. Trasteo final de más calado. Suerte contraria estocada entera caidilla. Cinco intentos de puntilla. Petición. Oreja. 6º Brinda al ganadero de El Parralejo. Faena sin resolver. Pinchazo sin soltar. Estoconazo en el sitio. Ovación. Petición sonora pero floja. Vuelta al ruedo.

Presidencia: Marco Rubio . Faustino Rodríguez (veterinario) y José A. Martín (ases. Artístico).

Es menester empezar haciendo mención de reconocimiento a todos aquellos toreros, de oro y plata, que han sufrido "accidente profesional" los últimos días. Son datos conmovedores los que nos llegan de aquellas cogidas, muchas y graves, que están sufriendo nuestros toreros. Las continuas, a diario casi, en Málaga, o la de Mariscal en Sevilla y sobre todo la última brutal de Sergio Aguilar nos ha dejado con el temblor en el cuerpo. Pero esta es la grandeza de este espectáculo al ser el de mayor verdad de los existentes en el que todo es nuevo y cualquier cosa puede pasar al segundo con un límite aveces frágil entre la vida y la muerte.

Y hago punto y aparte con Sergio Aguilar, al que le ha atravesado el cuello hasta el paladar un pitón de toro, por dos motivos. El primero lúdico pues fue el matador que brindó su profesionalidad en el tentadero-visita que el Aula Taurina hizo en la finca de Esteban Isidro de Chopera hace meses y los alumnos están conmovidos por tal circunstancia. Pero lo que sobrecoge es, en segundo lugar, que su apoderado, mano derecha de Oscar Martínez, se encuentre en nuestra tierra con el dolor que supone la lejanía. Mateo Carreño vino, está y seguirá aquí porque bien es cierto que poco se puede hacer por su poderante si no son manos de galeno. Pero la distancia sobrediemnsiona los sentimientos. Y a Mateo, que lo conozco de mis andanzas salmantinas, se que lo está pasando mal. Aunque se le ha hecho llegar todo el apoyo y los deseos de inmediata recuperación de Sergio Aguilar.

No merece hablar la novillada más allá de la ficha. Tres orejas para cada coleta, algunos novillos que tuvieron interés sin producir desmayos y un poquito de cachondeo sano en plaza que el espigado Esau Fernández no entendió. Ultimo de la tarde y vuelta al rudo por petición de oreja bien negada por la presidencia. Y después se le pidió otra a la remaguillé; y la dio. Y van dos. Y una tercera súplica irónica y sin entender la fineza de la crítica y cayó la tercera. Y se le siguió pidiendo para la cuarta entre la carcajada generalizada del escueto abono que quedaba en la plaza. ¡Qué torpe! (con perdón).

Ayer se vio la realidad del abono. Mal asunto porque en los tiempos que corren acudir a la plaza debe ser un acto reivindicativo por la Fiesta Brava más que una actividad lúdica. ¡A los toros!

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios