Un partido para Antonio Garrido

  • Un combinado de jugadores veteranos almerienses y de otros equipos de la Liga ofrecieron una bonita tarde de fútbol · El público aplaudió enérgicamente los goles que se produjeron en el encuentro

Una noche calurosa y una grana llena de gente, ansiosa por ver salir al terreno de juego, a jugadores veteranos que alguna vez jugaron o estuvieron vinculados al Almería y antiguos jugadores de diferentes equipos de Primera División.

Los equipos salieron con elásticas rayadas, los locales de colores rojiblancos, emulando la equipación de la U.D Almería y los visitantes vestidos de blanquiazul, siendo una camiseta muy parecida a la del Deportivo, club de donde en donde habían jugado la mayoría de integrantes del combinado visitante.

Antes del partido se realizó un solemne homenaje a la memoria del desaparecido Antonio Garrido, un hombre muy a pegado al fútbol de la capital, que ocupó el sillón de presidente del Plus Ultra, durante casi tres décadas y muy querido por los aficionados almerienses a éste deporte.

Tras el sentido recuerdo a Garrido, los rojiblancos, acompañados por un ensordecedor ruido de aplausos del público, pusieron la pelota en juego.

Los veteranos jugadores, haciendo gala de que aún se mantienen en forma, salieron muy decididos a tocar el balón y a atacar la portería contraria, una primera parte movida, buscando batir la meta contraria. Y fueron los visitantes los que se adelantaron.

Los goles visitantes se siguieron produciendo durante la primera mitad, pero en este partido, encajar goles era lo de menos. La gente aplaudían los disparos a puerta que acababan dentro de la meta de los parteros. Lo importante era divertirse y contemplar una noche agradable de buen fútbol.

Nombres como el de Biosca, Polo, Barbero, Héctor, Fran o Songo'o fueron varios de los nombre que pisaron el Municipal Juan Rojas.

El tradicional ruido de las cascaras de pipas y de los comentarios de los aficionados, sobre el nivel de los veteranos jugadores, era la música que se escuchaba en la grada, que a evces se rompía con un atronador "¡uy!" con alguna ocasión de ataque y con un fuerte "gol" o aplausos cuando alguno de los dos equipos consiguieron superar a los porteros rivales.

Almería se convierte en su semana mágica, en un espacio adecuado para mantener en el recuerdo a personalides del fútbol local, como Antonio Garrido o el también desaparecido Juan Rojas, que recibió en la tarde de ayer su memorial, en el campo que lleva su mismo nombre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios