Un paseo a través de la historia

  • El área de Turismo del Ayuntamiento de Almería organiza visitas guiadas para acercar la cultura y la tradición almerienses, tanto a los turistas que vienen a la ciudad, como a los que residen en ella

Un grupo de unas treinta personas escuchaba atento las explicaciones de Maribel, la guía del Ayuntamiento, que les descubría la interesante historia de la Iglesia de San Juan, construida sobre una antigua mezquita árabe y que llegó a ser la primera catedral que hubo en Almería.

Estos curiosos alumnos formaban parte de uno de los grupos participantes en una de las visitas guiadas que el área de Turismo del Ayuntamiento organiza para el verano. Durante esta semana, estas actividades tendrán un carácter especial por coincidir con la Feria. De esta manera, el viernes por la mañana tendrá lugar un acercamiento al popular evento, mientras que la noche llevará a los participantes por un recorrido a través del Casco Histórico de la ciudad. Además, el sábado la protagonista será la Virgen del Mar, Patrona de Almería, acercando a la gente a su figura y a su historia, y visitando la Iglesia donde se aloja su imagen. Para poder acudir, los interesados tienen que comprar sus entradas en la Oficina Municipal de Turismo, situada en el Mirador de La Rambla, o en la entrada a los refugios de la Guerra Civil, aunque la gran afluencia ha hecho que las plazas estén ya ocupadas para la mayoría de las excursiones, en especial las de la semana de la Feria. Aún así, estas actividades se desarrollan a lo largo de todo el año, con distintos recorridos, siendo uno de los más interesantes la visita nocturna a la Alcazaba.

La idea que se persigue con esta iniciativa es provocar un mayor conocimiento de la historia de la ciudad, en especial de la zona antigua, ya que su patrimonio cultural tiene un gran valor, por su antigüedad y por la enorme mezcla de culturas y razas que hubo en la provincia. Por ello, un buen número de guías expertos en estas áreas se dedican a explicar el por qué de los distintos procesos históricos que se sucedieron en toda Almería.

La mayoría de los participantes en la excursión vivían o habían nacido en la provincia y estaban ansiosos de conocer más sobre su capital, con una historia llena de recovecos desconocidos para muchas personas.

El punto de partida de la visita a través de Las dos catedrales fue la Puerta de Purchena, bajo la mirada atenta de Nicolás Salmerón, que ayer, a las 10:30 horas de la mañana, vigilaba a quienes se arremolinaban en círculo para escuchar las indicaciones de la guía. También había algunos interesados en acudir, pero que, desgraciadamente, se habían quedado sin plaza.

A continuación, se encaminaron hacia la calle de las Tiendas, antiguo camino de Pechina, y desde donde se podía ver la Iglesia de Santiago, construida hace años sobre la Ermita de Santa Lucía. Siguiendo el recorrido que marcaban las estrechas calles del centro, el grupo desembocó enfrente del Convento de las Claras, uno de los lugares, junto con el Convento de las Puras, más importante del Barroco almeriense.

Desde allí, pasando al lado de la Plaza Vieja, se dirigieron hacia la histórica Iglesia de San Juan, declarada monumento nacional hace unos años. Ésta sufrida construcción, que ha soportado siglos de terremotos, desamortizaciones, bombardeos y rehabilitaciones, es uno de los pilares del arte almeriense por su mezcla entre la cultura árabe y cristiana. Aquí, los excursionistas escucharon atentos las explicaciones de Maribel, mientras los más aplicados tomaban notas para no perderse ningún detalle. La guía realizó un recorrido por toda la historia del edificio, desde que fue una mezquita árabe, hasta convertirse en la primera catedral de Almería, analizando su arquitectura.

La última parada fue la Catedral, construida en el siglo XVI y considerada una de los lugares de culto más peculiares de España, ya que es, al mismo tiempo, un edificio religioso y una fortaleza militar. Además, en su interior alberga un precioso claustro y allí están enterrados algunos obispos importantes en la provincia.

Todos los participantes regresaron a sus casas con buen sabor de boca, contentos por haber descubierto nuevas cosas sobre la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios