La playa celebra su feria particular

  • La playa del Zapillo estaba a rebosar· Prefieren el calor de la orilla antes que entrar en el invernadero del mediodía

El verano llega a su recta final y la playa del Zapillo no a perdido el nivel de afluencia que todo el mundo esperaba, a raíz de la celebración de la Feria del Mediodía. Parece que este año la gente prefiere aprovechar los últimos días de playa y dejar de lado una fiesta que está por debajo de la media que se esperaba en un principio, hace tan sólo tres días.

Las terrazas de los negocios estaban a rebosar y sólo algunos recogían sus bolsas, a media mañana, para saborear las tapas que ofrecen los puestos del centro. "Donde se ponga la playa que se quite la feria del Mediodía. El calor es insoportable y prefiero gastarme el dinero en la celebración de la noche. Creo que este año no hay ni la mitad de ambiente que el pasado año", indica María del Mar Monreal, una almeriense que recogía sus bártulos para celebrar un botellón en la casa de un amigo,donde celebrarán su particular Feria del Mediodía.

Las familias se agupaban en círculo a escasos metros de la orilla del mar. Iban cargados de sombrillas, paletas y neveras con comida fría. "Hay que ahorrar que no está el horno para bollos. ¿Crees que me voy a meter en ese invernadero de gente por un par de cervezas?; prefiero tomármelas al sol y con el agua bien cerquita", dice Manuel, otro bañista del Zapillo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios