La política más educativa se viste de gala y faralaes

  • Guarapo acogió a miembros de las instituciones políticas y educativas · La Universidad de Almería se sintió arropada para enfrentarse a sus nuevos retos

La Caseta de Guarapo cambió durante unas horas el aspecto que la mayoría de los asiduos a este templo de la música conocen. Al igual que un pub que durante las tardes está tranquilo y lleno de mesas. Así se encontraba. La zona de baile se convirtió, por unas horas, en un selecto restaurante, en el que se dieron cita los miembros de la Universidad, presididos por el Rector de la UAL, Pedro Molina, quien aprovechó el acto para decirles a los asistentes que disfrutaran de estos días de Feria que suponen el último tirón del verano para comenzar de nuevo con la nueva jornada de trabajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios