Un recorrido para acercar la fiesta a los turistas

  • Desde la Plaza Vieja hasta el Paseo de San Luis fue el itinerario de la visita en la que participaron decenas de personas

Decenas de turistas acudieron ayer a la cita prevista en el programa de una visita turística guiada para conocer la historia y tradición de la Feria de Almería. A las 11:00 horas empezó el recorrido desde la Plaza de la Constitución, pasando por la calle de las tiendas, el Paseo de Almería y el Parque Nicolás Salmerón para terminar en el Paseo de San Luis.

La Feria del Almería en honor a su Patrona, la Virgen de Almería, tiene mucho de historia. Desde que en sus comienzos se celebrase en la Plaza de la Constitución, conocida como la Plaza Vieja, han pasado muchos años, y eso fue lo que conocieron los turistas que visitan Almería con motivo de esta fiesta.

Hasta en cinco lugares diferentes se ha celebrado la Feria a lo largo de su historia: la Plaza Vieja, el Paseo de Almería, el parque Nicolás Salmerón, la Avenida del Mediterráneo y ahora en la Vega de Acá. Durante más de 100 años, Almería celebra el día de la Virgen del Mar, tan sólo interrumpida en los años de la Guerra Civil.

Una recorrido largo, pero ameno, ofreció una información útil y enriquecedora para los visitantes que nunca antes había estado en Almería. Otras rutas turísticas y los puntos de mayor bullicio fueron algunos de los temas centrales de la visita, a cargo de María del Mar López, guía turística.

En esta época del año, son muchos los turistas que se acercan a Almería desde los diferentes puntos de España y del extranjero. Personas de Murcia, Oviedo, Sevilla, Zaragoza o Londres se podían ver ayer durante el recorrido turístico. "Es la primera vez que venimos a la Feria de Almería, tenemos muchas ganas de difrutarla", explicó la maña María Jesús Serrano. Al igual que ella, Pedro Conde, uno de los turistas que no se perdieron la cita de ayer, está de vacaciones en Roquetas de Mar y asegura que "intentaremos pasarnos cada día por Almería, para parar un buen rato con toda la familia".

Muchos almerienses desconocen lo que ahora los turistas que asistieron ayer al recorrido han aprendido. La mezcla de ultura y diversión parecen estar siendo un coctel ideal durante la Feria de este año.

Los turistas no sólo aprendieron sobre la Feria de Almería, también sobre algunos aspectos interesantes de la ciudad. El Cable Inglés, entre otros, llamó la atención de todos los presentes. La Casa Montañesa, conocida como el Chocolate y Nata, del centro de Almería, fue una parada indiscutible, ya que este impresionante caserío contrasta con el resto edificios.

Mucho dista la imagen que tenemos de la Feria de Almería a la de sus inicios. Hasta 1866, la iluminación especial en el Paseo o Recinto no existía, tan sólo se limitaban a colocar unos arcos por los que desfilaban las carrozas de caballos. Así, los fuegos artificiales no llegaron hasta 1879. Grandes contrastes que ahora son difíciles de imaginar.

El recorrido guiado finalizó pasadas las 12:30 horas, con el tiempo justo para trasladarse a la Feria del Mediodía y reponer fuerzas tras el caluroso pero interesante recorrido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios