La nueva savia del flamenco almeriense rebrota en La Salle

  • El festival finaliza con la actuación de tres jóvenes artistas de Almería como los cantaores Cristo Heredia, 'Niño de la Chata' y la bailaora Ana Alonso. La jerezana Tamara Tañé completó el cartel

La nueva savia, la joven generación del flamenco almeriense fue la que se encargó de poner el broche de oro a uno de los festivales con más solera del panorama nacional como es el de Almería. Entrada más floja en el patio de La Salle, agudizada por la presencia de José Tomás en la Plaza de Toros. Tres jóvenes almerienses querían demostrar su valía ante el público de su tierra.

Cristo Heredia fue el encargado de abrir la velada flamenca con un buen cante por tarantos. Agradeció su presencia en el festival y abordó unas seguiriyas con mucha fuerza, acompañado por el almeriense Antonio Luis López. Llegaron las alegrías de Cádiz, donde el joven almeriense demostró su descaro en el escenario y su sabiduría flamenca a pesar de sus dieciocho años. Aderezaron su cante, Edu García, Juan Andrés Heredia y Juan Manuel Santiago. Entre el público, Tomatito no perdía detalle del cante de su paisano y su padre Hércules Heredia analizaba el cante y las letras que ha transmitido a su hijo. Cristo finalizó su actuación por bulerías, haciendo gala de su gran sentido del ritmo que complementa con su voz llena de matices. Heredia es una las firmes promesas del cante y una buena noticia para el flamenco almeriense.

Otro joven de la tierra fue el siguiente en pisar las tablas del patio de La Salle. Agustín Fernández 'El Niño de la Chata' llegó al cartel del festival a última hora como sustituto de Rocío Márquez, que no pudo asistir por enfermedad. Al igual que Cristo comenzó con el cante de la tierra, un taranto que finalizó por cartageneras. En las seguiriyas llegó la anécdota de la noche cuando a David Delgado 'Niño de la Fragua' se le rompió una cuerda de su guitarra. La resolución del 'Niño de la Chata' fue valiente, echándose 'palante' y cantando a voz 'pelá' para deleite del respetable. "Qué arte, que pasen estas cosas", comenta Fernández. "Que le dejen una guitarra" gritan desde el público. Vuelta del 'Niño de la Fragua' para acompañar por fandangos y cerrar la actuación.

Tras los dos almerienses, el cante de Jerez de la Frontera recaló en el patio del colegio almeriense. Tamara Tañé, joven cantaora jerezana, comenzó por la malagueña corta del Mellizo y fue de menos a más en su actuación. Siguió por alegrías, acompañada por el joven guitarrista de su tierra Isaac Moreno. Siguió con cantes festeros con un repaso por diversos estilos de tangos. "Viva la mare que te parió, guapa", vociferan desde el público. Se acordó de su tierra cantando por bulerías, con pataítas incluidas llenas de arte, y finalizó con 'A tu vera' que arrancó los olés de la audiencia almeriense.

Faltaba todavía la actuación de una buena hornada de artistas almerienses con el baile de Ana Alonso a la cabeza. Mostró su dramatismo y su transmisión en el escenario en el taranto que después aceleró por tangos. Dejó paso a los de detrás para que se luciesen. Genial Toñi Fernández por fandangos caracoleros al igual que Edu García cantando por Huelva. Y desde tierras onubenses se viajó a Cádiz por alegrías, con la presencia de Ana de nuevo en el escenario con un precioso traje naranja. Alonso bailó con desparpajo y con mucha elegancia el estilo gaditano y luego derrochó fuerza en sus 'patás' por bulerías que encandilaron a sus paisanos. Con una ovación de gala a la joven Ana Alonso finalizó el 43ª Festival de Almería, una cita obligada para todos los amantes del buen flamenco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios