Un sinfín de diseños y posibilidades en tu traje de flamenca

Con la llegada de la feria, la ciudad, más que nunca, se llena de color con cientos de estampados y volantes, lunares y mantones y demás prendas y accesorios de la moda flamenca. La tradición de ataviarse con el mejor traje de rociera no ha desaparecido en ninguna de las ferias andaluzas, donde incluso, cada vez son más las personas que se animan a salir a la calle vestidos de flamenco, luciendo sus mejores galas y disfrutando del folklore típico de la zona.

Esta temporada imperan las combinaciones de varias telas en el mismo vestido, partiendo de lo más básico, como el algodón, pero enriquecido con tules, flecos, gasas y volantes cortos y ribeteados de diversos materiales y texturas. En París La Rosa las posibilidades son infinitas en el diseño y confección de un traje de flamenca, esta tienda pone a disposición de su clientela más de 500 colores y tejidos entre los que se puede elaborar una única pieza hecha a medida.

Entre los colores más demandados, destaca la combinación de amarillo y gris oscuro de los que "ya se han vendido todos", señala María París, dueña de la tienda. Otros colores que se vuelven a llevar esta temporada son los negros, azules, verdes, tonos empolvados y tonos en pastel. Además, otro año más, los lunares típicos vuelven a protagonizar la mayoría de los vestidos y mantones flamencos que se dejan ver por el Real de la Feria de Almería.

"La venta y comercialización de la moda flamenca en Almería es un sector que, al menos para mi negocio, está en auge. Hay una gran tradición en esta provincia, sobre todo en los pueblos, donde la reina y damas de fiesta tienen que ir siempre con su traje rociero. Ahora en feria cerramos la tienda, puesto que la gente es muy previsora para estos temas y quieren dejar todo preparado para esta semana, además es prácticamente imposible arreglar y confeccionar un traje en unos días", comenta María París, dueña de la tienda París La Rosa.

La riqueza en tejidos es uno de los pilares básicos de cualquier vestido flamenco que se precie. Esta temporada destacan los motivos florales y geométricos que recuerdan y dan un cierto aire retro a los diseños. Aunque, como se ha señalado antes, nunca hay que olvidar los lunares que, en esta feria, van a crecer considerablemente su tamaño, por lo que los lunares más pequeños se quedan algo obsoletos.

Los talles se ha subido para definir de este modo una figura femenina más esbelta, también los escotes son más amplios. En cuanto a las mangas existe una amplia gama de posibilidades que van desde las largas, más apropiadas para la noche, o las que llegan hasta el codo y los tobillos, siempre que se pueda, deben ir al descubierto.

París resalta el valor del vestido flamenco como algo único y personal, por ello pone a disposición de los clientes una infinidad de combinaciones posibles. "Hay muchas familias de abuela, madre y nieta que se han diseñado su traje y me han pedido el mismo para las tres", comenta, "Las niñas, más que las jóvenes o las señoras, prefieren mezclas más llamativas y colores más vivos para vestir en feria".

En cuanto al presupuesto medio de un vestido de flamenca, los precios oscilan tanto como las posibilidades del diseño de la prenda. "No hay un precio fijado, lo aproximado en una mujer es gastarse 340 euros aproximadamente, pero está claro que cada una se gasta lo que se quiera gastar, dependiendo de los complementos, tejidos, diseños y demás elementos que quieras utilizar", explica María París.

Por otro lado, para las niñas el precio baja considerablemente, siendo entre 140 y 160 euros el precio medio de un traje infantil flamenco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios