Un tablero gigante de emociones

  • Decenas de niños y mayores se concentraron ayer por la mañana en el barrio de La Cañada para disfrutar de las actividades infantiles programadas con motivo de la Feria de la Virgen del Mar

Niños, juegos y sobre todo mucha diversión. Ese es el panorama que presentaba ayer la Plaza de La Iglesia de La Cañada, con motivo de la celebración del Festival de Juegos que organiza el área de Cultura del Ayuntamiento, durante la semana de Feria, en los distintos barrios almerienses.

El evento, que comenzó a las 11:30 horas de la mañana, reunió en las inmediaciones de la plaza a más de cincuenta niños dispuestos a gastar toda su energía en divertirse. Los pequeños lo pasaron en grande y los padres disfrutaron aún más viendo a sus hijos jugar.

La mañana avanzó a buen ritmo. Entre las colchonetas y carpas dispersas por la zona y la cantidad de personas que allí se concentraban, a las 13:00 horas no cabía ni un alfiler en la plaza, y es que tal y como afirma Gema Palenzuela, una de las madres que acompañó a sus hijos al festival, "los niños del barrio no tienen ningún tipo de distracción por lo que la iniciativa de ofrecer actividades infantiles para ellos no podía ser mejor".

Un taller de maquillaje especial y otro de globofexia, colchonetas, videojuegos, un ajedrez y unas damas gigantes, un cuatro en raya y hasta una estación de animación fueron las opciones que se ofrecían en La Cañada para el entretenimiento y disfrute de los más pequeños.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios