"Cada vez me siento más extraño cuando estoy fuera de Almería"

Sevillano de nacimiento, pero almeriense de adopción, Javier Arenas se ha convertido en todo un asiduo de la Feria.

-Fue candidato por Almería para ser presidente de la Junta. ¿Usted ya es medio almeriense no?

-(Risas). Almería ya forma parte de mi vida. Estoy todas las semanas aquí. Y la verdad es que cada vez me siento más extraño fuera de Almería.

-La vive entonces como un almeriense más, es decir, muy intensamente...

-Así es. Es una Feria muy singular, muy especial. En ella se conjugan ambientes diametralmente opuestos como es el centro de la ciudad con la Feria del Mediodía y el Recinto Ferial con la de la Noche. Creo que eso la hace ostentar una singuralidad única en Andalucia. Además la considero muy familiar y cercana por el carácter que imprimen los almerienses.

-¿Y qué piensa sobre la reducción impulsada por su compañero de filas, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador?

-Sin duda, es una decisión acertada. Ocho días son suficientes para que la familia pueda disfrutar de la Feria y se olviden de los problemas diarios. Llevo más de veinte años viniendo y son muchos los almerienses de a pie que me han comentado su deseo de que se reduzca.

-Señor Arenas, mójese. Elija entre la Feria de Almería, Sevilla y Málaga...

-Todas las Ferias son diferentes. Cada una tiene sus peculiaridades. Ninguna es mejor que otra. Lo que si puedo decirle es que la de Almería será una de las grandes de España cuando cuente con el nuevo Recinto Ferial fijo.

-Pero la de Almería tiene ese elmento mágico como es el mar...

-Almería cuenta con una Feria muy Mediterránea y eso se nota en el olor que transmiten cada uno de los rinconces de la ciudad. Cuando se pasea por el Ferial el olor a mar, a Mediterráneo, la hace única, irrepetible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios