Los pases de la sección oficial ganan público

  • Esta tarde el actor Juan Luis Galiardo recibirá el premio 'Ciudad de Huelva' en el Gran Teatro

El Festival de Cine Iberoamericano ha recuperado, tras muchos años, las colas en las taquillas y han sido más de cuarenta metros en el Gran Teatro para ver Lluvia (Argentina) y Paraíso Travel (Colombia). Desde el certamen se han congratulado de la respuesta de público, que se mantiene estable durante toda la semana, aunque con datos llamativos como el de la noche del miércoles.

Lluvia está ambientada en Buenos Aires, donde "en tres días de lluvia Alma y Roberto todavía no se conocen y están inmersos en su propia soledad, desterrados al desamparo del agua, sobreviven a sus propias incertidumbres, miedos y ausencias". Su directora Paula Hernández, protagonizó una de las anécdotas del festival, ya que elmiércoles llegó tarde a su rueda de prensa porque llegó al certamen directa desde el vuelo que la traía de Buenos Aires y tuvo que aguantar el 'jet lag' para asistir tanto a la conferencia de prensa como al estreno de la película.

Por su parte, Paraíso Travel, de Simón Brand, cuenta la historia de Reina, una mujer joven y seductora que vive en Colombia y es seducida por la idea de buscar fortuna en Nueva York. Igualmente llamativa fue la respuesta del público a Violeta y el baúl americano, película de Luna Baldallo y Rocío González que el miércoles se estrenó en los multicines Aqualon, donde se agotaron las entradas para asistir a la proyección.

Por otro lado, el actor gaditano Juan Luis Galiardo recibe hoy el premio 'Ciudad de Huelva', en reconocimiento a su exitosa carrera profesional, que engloba más de un centenar de películas, teatro y otras tantas series de televisión desde que comenzara en el mundo de la interpretación, debutando con un papel de galán en 1960 y después de dejar sus estudios de Económicas e Ingeniería Agrónoma en Madrid. La vinculación de Galiardo con la cinematografía iberoamericana se remonta a principios de los años 80, cuando se trasladó a México, donde interpretó diversos papeles y desarrolló una gran actividad televisiva.

De su currículum cabe destacar su nominación al Goya a la Mejor Interpretación Masculina de Reparto en 1989, por su papel en la película El vuelo de la paloma (1989), de José Luis García Sánchez, y el Goya que obtuvo a la Mejor Interpretación Masculina en 2000 por Adiós con el corazón' (1999), del mismo realizador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios