Cajamar demuestra la viabilidad de las energías renovables en invernadero

  • Desde la Estación Experimental Las Palmerillas se trabaja en varios proyectos prometedores sobre aprovechamiento a distintos niveles

Estos días, con motivo del Día Mundial del Agua, los regantes almerienses han hablado de la realidad que supone la desalación en su presente y, sobre todo, el futuro dado el estado de los acuíferos y la escasez de lluvias. Sin embargo, su alto coste es un problema para los productores y se piensa en la utilización de las energías renovables para desarrollar este proceso en las desaladoras.

En este sentido, la agricultura en general es uno de los sectores que mayor potencial tiene para su uso, puesto que la naturaleza de su emanda energética se adapta a las pautas de disponibilidad de recursos.

Juan Carlos López Hernández de la Estación Experimental Las Palmerillas, de la Fundación Cajamar, asegura que "el invernadero es un agrosistema que optimiza el uso de agua y energía, por lo que es candidato para la aplicación de fuentes renovables (sol, viento o la biomasa no fosilizada) caracterizadas por una aportación ilimitada y sostenible de energía. El tipo de invernadero de zonas cálidas presenta como ventaja, frente al de zonas frías, un bajo consumo de energía. Podemos hablar de requerimientos en energía de 100 veces superiores en zonas frías frente a las cálidas, mayoritariamente originados por el consumo de combustible para calefacción", por ello, "esos bajos consumos de energía en áreas cálidas facilitan que puedan ser cubiertos mediante renovables, aunque sea necesario analizar la rentabilidad de las instalaciones para cada explotación".

En este sentido, asegura que se han realizado "experiencias interesantes y prometedoras sobre aprovechamiento de las renovables a distintos niveles como el proyecto 'Watergy', construido y ensayado en la Estación Experimental Cajamar, donde mediante intercambiadores de aire-agua se disponía de un sistema de aporte de calor- frío así como de recuperación de agua procedente de la condensación".

López Hernández explica que en otros proyectos, como Inversos, 'Cenit-Mediodía' o 'Euphoros', se integran también mecanismos de aprovechamiento de la radiación solar, almacenamiento de calor y dispositivos de acondicionamiento innovadores, y se demuestra la viabilidad funcional de los sistemas renovables en los invernaderos y, especialmente, su contribución a la mejora de la propia producción hortícola.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios