Noche de contrastes para un sector que sigue caminando con paso firme

  • La Asociación de Empresarios del Mármol de Andalucía entregó el viernes sus galardones, en una gala que contó con alrededor de 400 asistentes entre autoridades y empresarios

Noche de contrastes en Macael. Mientras el sector del mármol viene haciendo los deberes a lo largo de los últimos cinco años, aferrándose a las exportaciones, después de la grave crisis de la construcción, que estalló a caballo entre 2007 y 2008 y afectó a sus ventas nacionales, principal mercado hasta entonces, las administraciones recogen velas y tocan a retreta ante las necesidades de esta industria que lleva creciendo de forma sostenida en facturación y empleo desde el año 2012.

La prueba palpable de esta situación se vivió la noche del viernes, en la edición número 31 de los Premios Macael. En un año en el que la Asociación de los Empresarios del Mármol de Andalucía (AEMA) está conmemorando el 40 aniversario de su puesta en marcha, buena parte, quizá las más importante para dar notoriedad y proyección a un acto así, le dio la espalda al sector.

La ausencia de sus Majestades y de unas elecciones cercanas ha motivado una 'espantá'

Sus Majestades los Reyes de España, que este año parecía que por fin darían lustre a la gala, finalmente no pudieron venir, con el 'lío de Cataluña' de por medio, "por temas de agenda", como apuntó el presidente de AEMA, Antonio Sánchez, lo que ha provocado un efecto dominó, que se suma a que en lontananza no se vislumbran aún unas elecciones generales o autonómicas. Traducido: desde Madrid no se ha enviado ningún emisario de renombre, sea un ministro o secretario de Estado y no digamos el presidente, que ya vino hace dos años, lo que ha provocado que el efecto de 'contraprogramación' de la Junta para contrarrestar tan magna presencia pepera, tampoco se haya producido, dejando, por lo tanto, sus 'naves', amarradas en Sevilla, ya sea en forma de consejeros o de la propia presidenta. Sí acudió al menos el presidente de Extenda y secretario general de Economía de la Consejería de Economía, Gaspar Llanes, como galardonado (Premio a la Comunicación), cuyo discurso fue de los más emotivos, alejado de cualquier atisbo político, pues no mencionó en ningún momento a la Junta de Andalucía y mostró su agradecimiento de forma cariñosa y sincera.

Unos y otros hicieron mutis por el foro en la tarde-noche del viernes en Macael, lo que descafeinó la gala, con menos invitados que en otras ocasiones. A pesar de ello, el sector del mármol almeriense lució con el amor propio intacto su buen hacer en los últimos cinco años, tirando de orgullo, como se ha hecho en las malas, en los años de la maldita y grave crisis, también se hizo esta vez en las buenas, cuando la industria ha emprendido la senda del crecimiento, con paso lento, pero firme.

A pesar de los 8 grados centígrados que marcaba el mercurio en la calle, en las instalaciones del conocido como 'Vaticano', que alberga la ceremonia de entrega de los Premios Macael, la temperatura era cálida. No por la calefacción, puesta horas antes para acondicionar el lugar, sino por el calor que desprenden las gentes emprendedoras de esta comarca, de carácter recio y espíritu aguerrido en los negocios.

Un contraste más, que se une al hecho de que, ante la falta de autoridades de 'postín' en la gala, sí había renombre entre los premiados, principalmente, el pintor y escultor Antonio López García, icono del realismo contemporáneo español, involucrado desde hace años en la actividad cultural de la comarca a través de la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino, autor de la 'Mujer del Almanzora' y pintor de la Casa Real.

El evento congregó a alrededor de 400 asistentes, a juzgar por el número de mesas disponibles y la cifra de comensales que había en cada una de ellas, una cifra algo menor que en ocasiones anteriores. Entre ellos, prácticamente todas las autoridades políticas, institucionales y empresariales de la provincia de Almería, entre ellos, la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Almería, Gracia Fernández, el portavoz del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados, Rafael Hernando, el subdelegado del Gobierno en Almería, Andrés García Lorca, la presidenta de la Audiencia Provincial de Almería, Lourdes Molina, el delegado territorial de Economía, Miguel Ángel Tortosa, así como de alcaldes de la provincia, que quisieron arropar con su presencia la celebración del evento más internacional del sector del mármol almeriense, que sirve de escaparate mundial de la versatilidad de su industria, gracias a la presencia de los galardonados de carácter internacional, de los cinco continentes.

A buen seguro, el año que viene, con el calendario electoral llamando a la puerta, los XXXII Premios Macael contarán con una mayor presencia de autoridades políticas, tanto por parte del Gobierno central como del autonómico. Más aún si, por fin, se logra que Felipe VI y doña Letizia acudan a la gala. Entonces habrá tortas como panes para compartir mesa y mantel con ellos y salir en la foto. Eso ya será harina de otro costal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios