Primera sanción por sobreexplotar acuíferos en el Campo de Tabernas

  • La multa al titular de la finca asciende a 450.759 euros más una indeminización de 1,1 millones

Recolección de aceituna en una finca de la provincia. Recolección de aceituna en una finca de la provincia.

Recolección de aceituna en una finca de la provincia. / diario de almería

En marzo del presente año, el delegado territorial de Medio Ambiente, Antonio Martínez, indicaba que se había incoado una quincena de expedientes sancionadores a empresas y particulares por la sobreexplotación de acuíferos y pozos en la comarca del Campo de Tabernas tras realizar una inspección en una zona superior a las 5.000 hectáreas. Ahora empiezan a verse los resultados de esa investigación con la primera multa.

El Consejo de Gobierno ha impuesto una sanción de 450.759 euros al titular de la finca agrícola 'Castillo de Tabernas' en Tabernas por la extracción de aguas subterráneas, mediante tres sondeos, sin la correspondiente concesión o autorización administrativa. El responsable de la extracción deberá abonar también una indemnización de 1,11 millones de euros por daños y perjuicios al dominio público hidráulico. Asimismo, se acuerda la imposibilidad por parte del propietario de obtener durante tres años préstamos, subvenciones o ayudas públicas en materia de medio ambiente.

Tal y como informaba ayer la Administración autonómica tras la celebración de su Consejo de Gobierno, el procedimiento sancionador se inició a partir de las inspecciones realizadas en julio de 2016 por los agentes de Medio Ambiente de la Junta, que constataron la extracción continuada de agua desde, como mínimo, el 7 de febrero de 2012 hasta el 20 de diciembre de 2016, con un volumen total estimado de 4,64 millones de metros cúbicos, más de cuatro veces el volumen anual máximo de extracción que correspondería al aprovechamiento en el caso de que hubiera autorización.

Los hechos constatados se tipifican como infracción muy grave por la Ley de Aguas de Andalucía. Como circunstancias agravantes, el acuerdo sancionador añade la actividad lucrativa, la intencionalidad por una actividad de riego sin título administrativo y el incumplimiento reiterado de la medida cautelar de sellado e inutilización de los sondeos.

Tal y como explicaba Antonio Martínez a principios de año, las razones que han motivado la quincena de expedientes son la "reprofundización de pozos, pozos ilegales, movimiento de pozos del lugar en el que se tiene que extraer, inexistencia de concesión o sacar más volumen de la concesión que tienen otorgada", entre otros.

Este lunes, sin adelantarse al Consejo de Gobierno, el consejero de Agricultura, Rodrigo Sánchez, defendía el trabajo de la Junta para actuar frente a la sobreexplotación de los acuíferos y leyendo entrelíneas sus palabras podía preverse que en breve se verían las conclusiones de estos expedientes: "Medio Ambiente viene trabajando en ello desde hace tiempo. Ha abierto expedientes sancionadores que está llevando a efecto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios