Los agricultores denuncian la negativa de Cicloagro a recibir y reciclar plásticos

  • Coag pide que se convoquen los consejos municipales agrarios de las localidades afectadas para dar solución al problema

El abandono de plásticos perjudicaría la imagen del sector y la provincia. El abandono de plásticos perjudicaría la imagen del sector y la provincia.

El abandono de plásticos perjudicaría la imagen del sector y la provincia. / d.a.

Estas semanas, el campo almeriense sufre un retroceso en la gestión de residuos agrícolas al encontrarse con la negativa de plantas de reciclado y valorización la recepción de plásticos procedentes de la solarización y/o plásticos negros, tal y como comunica la organización agraria Coag.

El principal argumento para esta negativa es el escaso valor que alcanza en el mercado este tipo de plásticos con espesores reducidos generando en las plantas de valorización zonas de acopios difícilmente gestionables.

Cicloagro, como organismo autorizado por la Junta de Andalucía y creado en 2013 para ayudar a los agricultores en la gestión de residuos dando cumplimiento a sus obligaciones retirando y gestionando plásticos agrícolas (con mucho o poco valor), ha obviado la problemática ambiental que podría generar si continúa con su negativa de recepción de estos tipos de plásticos. Si tenemos en cuenta que esta empresa es responsable directa de la gestión del plástico agrícola en la provincia, siendo beneficiara del canon impuesto a las fábricas de plásticos las cuales revierten finalmente este coste a los agricultores en la venta de sus productos, mediante esta negativa está realizando dejadez de sus funciones. A nivel Andaluz Cicloagro funciona en zonas de concentración de plástico encontrando hasta diez zonas diferenciadas en las provincias de Almería, Granada, Cádiz y Huelva. En Almería su gestión es realizada por empresa adjudicataria UTE Ibacplast-Befesa Plásticos.

En campañas anteriores, la gestión de este tipo de productos no generaba problema alguno llegando a ser incluso gratuito. En estos momentos, los agricultores responsables y comprometidos con la agricultura circular no son capaces de realizar esta gestión ni previo pago de la misma.

En el inicio de campaña actual, ante la imposibilidad de gestionar de forma adecuada los restos plásticos, podríamos llegar a ver los caminos, ramblas y superficies anexas a invernaderos llenos de este material generando nuevamente una pésima imagen exterior.

En este sentido, es indispensable la rápida actuación de los organismos públicos competentes para evitar problemas futuros. Desde Coag, atendiendo a la preocupación y a las quejas de sus afiliados, pide que se convoquen los Consejos Municipales Agrarios de los municipios afectados para dar respuesta en la menor brevedad posible a este grave problema. Así mismo ha trasladado a la Delegación Provincial de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio esta problemática.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios