CASI alcanza los 224 millones de kilos en la actual campaña

  • La cooperativa mejora los datos de facturación del año pasado gracias al precio medio más alto

Miguel Vargas fue reelegido presidente de CASI el pasado 20 de julio, en una asamblea 'maratoniana'. Miguel Vargas fue reelegido presidente de CASI el pasado 20 de julio, en una asamblea 'maratoniana'.

Miguel Vargas fue reelegido presidente de CASI el pasado 20 de julio, en una asamblea 'maratoniana'. / rafael gonzález

La Cooperativa Agrícola San Isidro ya 'vela armas' con la vista puesta en la próxima campaña hortofrutícola, con la satisfacción del deber cumplido, pues la cosecha de 2016-2017, que cerrará oficialmente en septiembre, ha culminado con un volumen de producción de 224 millones de kilos.

El buen comportamiento de la cotización media del tomate a lo largo de esta campaña servirá, además, para que la cooperativa que preside Miguel Vargas, reelegido al frente de la mayor cooperativa de tomate de Europa el pasado 20 de julio, arroje una facturación mucho más elevada que el año anterior, que fue de 178 millones de euros, por lo que, presumiblemente, superará los 200 millones de euros, a falta de confirmación oficial con el cierre de las cuentas en septiembre.

Vargas considera que la cosecha de este año ha sido, en líneas generales, buena, teniendo en cuenta que siempre hay casos individuales que, por alguna circunstancia, no hayan acompañado los factores externos.

Precisamente, el tomate ha sido uno de los cultivos 'estrella' en la campaña 2016-2017, según los datos que presentó el consejero de Agricultura, Rodrigo Sánchez Haro, el pasado 26 de julio, en Almería. Este cultivo ha visto incrementado su cotización media en un 37% en comparación con el año pasado, al pasar de los 0,53 a los 0.72 euros el kilo, aumentando el valor de la producción en la provincia un 25%, hasta alcanzar los 730 millones de euros.

De esta inercia positiva también se ha beneficiado CASI y sus agricultores, que se encuentran ya en plena fase de preparación y planificación de la hoja de ruta de la próxima campaña, la correspondiente a 2017-2018, y que arrancará a mediados del mes de septiembre, con la entrada de los primeros pimientos para su subasta, después de que la cooperativa apostase por diversificar su abanico de cultivos, un ambicioso proyecto que espera dar continuidad Miguel Vargas, y que en su primer año de pruebas ha resultado ser un éxito, según sus propias palabras.

La Cooperativa Agrícola San Isidro presentará ante sus socios el balance de la campaña hortofrutícola 2016-2017 y las correspondientes cuentas, con la facturación de este ejercicio agrícola en la próxima asamblea general, prevista para el mes de marzo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios