Finanzas

La gestión de los residuos plásticos agrícolas se enfrenta a un vacío legal

  • Cicloagro, la única asociación autorizada por la Junta para ello, anuncia el cese de su actividad ante "la imposibilidad de renovar su autorización", tras una sentencia del Supremo

Los agricultores que cambian el plástico de su invernadero necesitan un sistema de gestión de ese tipo de residuos. Los agricultores que cambian el plástico de su invernadero necesitan un sistema de gestión de ese tipo de residuos.

Los agricultores que cambian el plástico de su invernadero necesitan un sistema de gestión de ese tipo de residuos. / josé a. garcía

A falta de pocas semanas para que culmine la campaña hortofrutícola 2017-2018 y con el cambio de ciclo de los cultivos de primavera a verano aún reciente, los productores almerienses no saben aún a qué o a quién encomendarse para resolver el grave problema que tienen sobre la mesa con los residuos plásticos agrícolas no envases.

La gestión de estos materiales se encuentra ante un vacío legal, pues Cicloagro, la asociación sin ánimo de lucro que cuenta con el único Sistema Integrado de Gestión (SIG) autorizado por la Junta de Andalucía para este tipo de plásticos agrícolas, comunicó el pasado 9 de marzo al Gobierno autonómico el cese de su actividad como sistema colectivo de gestión de plásticos agrícolas ante "la imposibilidad de renovación de su autorización por parte de la Junta".

Cicloagro señala que se ha llegado a esta situación debido a que "las comunidades autónomas carecen de competencias para reglamentar sistemas de gestión de residuos basados en la responsabilidad ampliada del productor cuando no exista una regulación específica en el ámbito estatal, tal y como ratificó la sentencia del Tribunal Supremo de 2016 sobre el Reglamento de Residuos de Andalucía de 2012". Recuerda que la Ley estatal de residuos de 2011, con el fin de evitar distorsiones en el mercado nacional, recoge que corresponde únicamente al Estado la regulación, mediante la futura aprobación de un Real Decreto por el Consejo de Ministros, de sistemas de responsabilidad ampliada del productor. Por ello, en diciembre de 2016, el Tribunal Supremo declaró la nulidad del artículo 53.2 del Reglamento de Residuos de Andalucía que habilitaba a la Junta para establecer supuestos de responsabilidad ampliada del productor en casos de residuos de difícil valorización o que puedan perjudicar al medio ambiente.

La autorización de Cicloagro, que fue concedida por el Ejecutivo regional en marzo de 2012, se encontraba en fase de renovación y, como consecuencia de la falta de competencias autonómicas, no ha podido culminarse y Cicloagro se ha visto obligada a cesar su actividad.

Durante el año 2016 el sistema Cicloagro gestionó 39.000 toneladas de plásticos agrícolas, superando el 80% de índice de recogida y reciclado de los residuos plásticos generados en actividades agrícolas, gracias al compromiso de sus socios y del resto de miembros de la cadena de valor, gestores de residuos, agricultores, cooperativas y administraciones locales.

Cicloagro apuesta por promover un acuerdo a nivel nacional para implantar un sistema de recogida y reciclado de estos residuos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios