La provincia tiene un déficit de agua de 137 hectómetros cúbicos al año

Bajo el título 'Principales retos de la horticultura española de invernadero', diferentes agentes del sector intervinieron para poner sobre la mesa las medidas urgentes que el sector debe adoptar para seguir siendo competitivo. En este sentido quedó claro que la innovación es la baza más importante a la que debe aferrarse la horticultura bajo abrigo como medio para garantizar su viabilidad económica, poniendo énfasis en la mejora de la competitividad para lograr reducir los costes de producción.

Algunos de los retos más inmediatos que debe afrontar la horticultura almeriense se centran en: agua, pues actualmente Almería tiene un balance negativo de 137 hectómetros cúbicos al año, por lo que la provincia necesita seguridad en el suministro del agua; aumento de la productividad que pasa por la mejora varietal, la difusión de las prácticas de cultivo y la mejora de las estructuras; y aumento del terreno para producir, entre otros desafíos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios