París conquista: La mujer pisa la calle

  • Tras Madrid, Nueva York, Londres y Milán, la moda hace la última parada de su periplo en la capital francesa, donde se presentan las últimas tendencias de 'prêt-a-porter'.

Sencillez y sofisticación se fusionan en París, que desde el pasado martes es de nuevo la capital mundial de la moda. La última parada del carrusel más fashion que hace unos días se despedía por todo lo alto de la pasarela de Milán tras pasar por Madrid, Londres o Nueva York. Un periplo que comenzó en París con su semana más lujosa dedicada a la Alta Costura y que ahora viste a la mujer para pisar la calle con fuerza, optimismo y seguridad en sí misma para la próxima temporada otoño-invierno.

Desfiles de firmas tan prestigiosas y afamadas como Alexander MacQueen, Balmain, Chanel, Dior, Balenciaga o, desde España, Amaya Arzuaga, que irán presentando sus colecciones hasta el próximo 7 de marzo. Todo en una agenda de lo más apretada, pues en nueve días se verán 90 pases, entre los que, como es habitual, también hay un hueco para los creadores más jóvenes. Precisamente son estos los que han abierto esta semana de la moda parisina. Protagonistas de una primera jornada en la que rompió el hielo Fatima Lopes y a la que siguieron otras firmas como Julien Davis, Aganovich o Steffie Christiaens. En el día de ayer comenzaron a pasar por la pasarela algunas de las casas de moda más conocidas en la ciudad, como Dévastée o Guy Laroche. El balance de estas dos primeras jornadas de desfiles es muy positivo. Los creadores han aunado tradición con elementos más innovadores sin renunciar a la feminidad ni a la silueta de la mujer. El buen gusto unido a la cotidianidad que hace ganar puntos a la sofisticación en cualquier momento del día. Propuestas en la que quedó patente que lo exquisito y refinado no está reñido con la moda prêt-à-porter.

Una larga e intensa semana que también arranca con dudas y temas obligados, como las consecuencias del fin de la colaboración entre la firma Jil Sander y el modisto belga Raf Simons, oficializado el jueves, o la confirmación de que Yves Saint Laurent se separa de Stefano Pilati. Tampoco hay que olvidar que durante estos días se conocerá el nombre del candidato a tomar las riendas de Christian Dior para suceder a Bill Gaytten, sucesor temporal del gibraltareño John Galliano, despedido en febrero del 2011 por su polémico comportamiento racista y antisemita.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios