Penélope Cruz crea controversia con un anuncio

  • La actriz protagoniza una escena de tintes lésbicos en la nueva campaña publicitaria de un refresco.

Después de Nicole Kidman y Uma Thurman, Penélope Cruz se ha convertido este año en la nueva imagen de la marca de refrescos Schweppes. Y lo ha hecho con un anuncio espectacular y muy, muy sensual, que incluso tiene algún que otro toque polémico.

La síntesis perfecta entre el glamour de Hollywood y la sensualidad española representa este tercer capítulo de la saga de anuncios con el lema ¿Qué esperabas?, en la que los distintos elegidos por la firma para prestar su imagen y actuar en ellos se enfrentan a situaciones que tratan de expresar las cualidades de este refresco.

En este caso, Pe aparece en el nuevo anuncio de la campaña de Schweppes engalanada y dispuesta para vivir una fiesta a tope en una discoteca de lujo. Una joven rubia ubicada en la barra ve aproximarse a la actriz, y entre primeros planos de labios y miradas provocativas, parece que va a caer seducida ante su figura. Incluso a simple vista la situación aparenta ser de flirteo mutuo, pues Penélope tampoco se queda atrás en lo referente a miraditas insinuantes. Incluso las bocas de ambas están a punto de rozarse. Cuán es la sorpresa del espectador que finalmente comprobamos que lo que acapara la mentalidad lasciva de la mujer de Javier Bardem en la vida real es su refresco favorito esperándola tras la barra, una tónica Schweppes, como no podía ser de otra forma.

Dejando de lado este anuncio con tintes lésbicos, como lo califican ya muchos medios, no es la primera vez que la de Alcobendas deja a sus fans con la boca abierta con una campaña publicitaria. Hace apenas un año protagonizó y dirigió un anuncio de la firma de lencería que posee junto a su hermana Mónica. Sobre él, en el que aparecía también el actor Miguel Ángel Silvestre, se vertieron ríos de tinta y se criticó que estaba lleno de tópicos y escenas recurrentes en el cine.

Tiempo antes, Penélope debutó en la publicidad de refrescos con un anuncio en el que concluía su presencia con un sonoro eructo. Otro regalito para sus admiradores que, acostumbrados como están a las salidas del tiesto de la oscarizada actriz en el mundo de la publicidad, se habrán quedado igual tras ver los pinitos lésbicos de Cruz ahora con la chica rubia de Schweppes. Otro más para su currículum.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios