Stoner continúa mandando y Jorge Lorenzo impresiona

  • El australiano vuelve a ser el más rápido en la última jornada de los primeros entrenamientos de pretemporada en Sepang, seguido de Pedrosa. Lorenzo lanza un aviso marcando un gran ritmo.

El australiano Casey Stoner (Honda RC 213 V) continuó siendo la referencia para todos sus rivales en la tercera y última jornada de entrenamientos de la Asociación Internacional de Equipos en el circuito malayo de Sepang, pero el español Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) impresionó por el ritmo que fue capaz de imprimir a un simulacro de carrera.

El campeón del mundo de MotoGP en 2011, que no pudo disputar la jornada del miércoles, como ninguno de sus compañeros de marca al producirse un problema en uno de los motores de la Honda del español Dani Pedrosa y optar el fabricante japonés por parar a todos sus pilotos hasta averiguar lo sucedido, aprovechó la tercera y última jornada para ser el más rápido. Así, tanto por la mañana como por la tarde de este jueves, Casey Stoner marcó los mejores tiempos, pero no pudo alcanzar los registros de hace un mes (1:59.607), cuando rodó por debajo de los dos minutos y batió el récord de la pista malaya, más bien lo fulminó.

Con todo, además de ser el más rápido, Casey Stoner se pudo centrar en intentar solucionar los problemas que arrastra con el rebote de la rueda delantera en las apuradas de frenada, que preocupa a los ingenieros de Honda, sin alcanzar una solución definitiva, aunque aproximándose bastante, como también a la hora de controlar los consumos del nuevo motor, mucho más potente y de mayor cilindrada, lo que puede ser un inconveniente en algunos circuitos. Tras el vigente campeón del mundo acabó su propio compañero de escudería, el español Dani Pedrosa (Honda RC 213  V), que se quedó a menos de dos décimas de segundo del australiano, mientras que la tercera plaza fue para el nuevo piloto de Yamaha, el italiano Andrea Dovizioso, que superó por muy escaso margen al campeón del mundo de MotoGP en 2010, el español Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1).

Lorenzo, que había sido de los más rápidos, fue de los pocos que realizó un simulacro de carrera para probar el rendimiento del nuevo motor de Yamaha, los consumos y también la vida de los nuevos neumáticos y los resultados fueron harto esperanzadores, puesto que el campeón de MotoGP en 2010 rodó casi siempre por debajo del récord del circuito y no tuvo ningún problema a reseñar. El mejor piloto de Ducati no fue Valentino Rossi, que se tuvo que conformar con la décima plaza, sino el español Héctor Barberá, quien experimentó una notable progresión a lo largo de la jornada y acabó la misma con el sexto mejor tiempo a menos de ocho décimas de segundo de Stoner.

Justo tras Barberá, a escasamente 44 milésimas de segundo, se colocó Alvaro Bautista con su nueva Honda RC 213 V y por delante del estadounidense Ben Spies, el segundo de los pilotos oficiales de Yamaha, que sufrió una caída por la mañana y ya no pudo mejorar sus registros. Rossi, que fue décimo, continúa su trabajo con la electrónica de la nueva moto y, aunque espera nuevas piezas, su esfuerzo se centró en mejorar el agarre de los neumáticos al asfalto para lograr mayor tracción .

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios