PROTOTIPOS

Este malagueño de adopción quiere crear coches que vuelan

  • Se llama Frank Stephenson y es uno de los mejores diseñadores del mundo (Fiat 500, Mini o BMW X5, entre otros). Ahora está desarrollando "un taxi que vuela, el Uber de los cielos".

Este malagueño de adopción quiere crear coches que vuelan Este malagueño de adopción quiere crear coches que vuelan

Este malagueño de adopción quiere crear coches que vuelan

Muchos pueden pensar que están ante una película de ciencia ficción pero para mentes como la de Frank Stephenson, considerado el mejor diseñador de coches del mundo, hablar de vehículos que vuelan es hablar del futuro del sector del automóvil.

Sin embargo, si nos referimos al coche eléctrico, estamos hablando del presente del sector, del que reconoce "ciertas dudas" sobre su eficiencia medioambiental, "no es tan limpio como la gente piensa", asegura.

Stephenson, padre de modelos como el nuevo Fiat 500, Mini, BMW X5 o McLaren P1, ha desvelado durante su visita a España que "está en fase de desarrollo y prototipo" un sistema para evitar el colapso en las carreteras, "un taxi que vuela, el Uber de los cielos".

Se trata de un vehículo aéreo "porque tiene salida y llegada vertical -explica- necesitando un radio de 50 metros como máximo para aterrizar", lo que permite su presencia encima de edificios tales como hoteles o bloque de apartamentos.

Asimismo, el citado modelo aéreo dispondría de inteligencia artificial, con un chófer dirigido, y sería un sistema de transporte accesible a todo el mundo porque, según el diseñador, "costaría menos que un taxi común porque gasta menos energía".

Sin dejar de citar las ventajas económicas y eficientes, no hay que olvidar que su objetivo es dar solución a la saturación de la red viaria y por ello, alude al ahorro en tiempo, ya que al volar evita posibles colapsos o imprevistos como un accidente en trayectos en que la puntualidad es vital como la llegada a un aeropuerto para realizar un embarque.

El célebre diseñador, nacido en Casablanca (Marruecos) en 1959, de padre noruego y madre española, pero que pasó su adolescencia en Málaga rodeado de coches al regentar un concesionario su familia, ha creado su propia marca, que abarca una amplia gama de productos y asesora en diseño a numerosas compañías.

Stephenson ha estado este fin de semana en Marbella (Málaga) como ponente de la primera edición de "Design for life", una jornada de charlas organizada dentro del marco de la cuarta edición de la feria internacional de diseño "Marbella Design".

Muestra sus reticencias sobre la eficiencia medioambiental de los vehículos eléctricos, y alude a que hacen uso a baterías de ion-litio, un producto tóxico y peligroso que tiene una vida muy limitada y que es "muy contaminante", sostiene.

En este punto, afirma que el mercado europeo está mucho más concienciado y preocupado por el medioambiente y que, por ello, "la innovación del motor se está haciendo en Europa".

Asimismo, no duda en que llegarán a utilizarse, en breve, "sistemas de propulsión eficiente" para los medios de transporte públicos como taxis y autobuses.

Preguntado sobre cómo será el coche del futuro, el diseñador que ha dado forma a modelos de Ferrari, Maserati, Lancia y Alfa Romero, defiende que "siempre habrá diversidad, siempre habrá una variedad de selección".

De esta forma, se adaptará a lo que busca cada usuario, ya sea un coche utilitario, uno que pueda también usar en otros espacios no sólo en la ciudad como los denominados SUV, otro que cubra las necesidades de la familia o que atienda la pasión de los amantes de los cabrio y deportivos biplaza.

Para Stephenson, el diseño y la calidad van de la mano hoy día, sobre todo en el sector del automóvil, pues está convencido de que "habrá quien simplemente busca un coche para desplazarse, pero la mayoría se ve representado en su vehículo, mira el objeto como su imagen, se identifica con él".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios