FUTURO

¿Por qué los coches autónomos están teniendo accidentes?

  • En los últimos días un atropello de un coche autónomo de Uber y un accidente mortal con un Tesla han puesto en ‘cuarentena’ las bondades de esta tecnología.

¿Por qué los coches autónomos están teniendo accidentes? ¿Por qué los coches autónomos están teniendo accidentes?

¿Por qué los coches autónomos están teniendo accidentes?

Los últimos meses los coches autónomos han copado miles de titulares y no precisamente con buenas noticias.

La pasada semana Tesla confirmaba que el pasado 23 de marzo Walter Huang, un ingeniero de 38 años que trabajaba para Apple, fallecía después de que su Tesla Model X chocara contra una estructura y quedara casi completamente destrozado en una carretera de Mountain View (California).

Lo más sorprendente de esta noticia es que, en primer lugar, el conductor llevaba puesto el modo automático del vehículo conocido como ‘Autopilot’. Y, también ha sido sorprendente porque el Model X quedó completamente destrozado y según la compañía nunca antes un Tesla había tenido un accidente tan grave con el modo ‘Autopilot’ conectado.

Este accidente se cobraba la segunda vida a bordo de un Tesla puesto que en 2016, previamente, otro conductor fallecía a bordo de un Model S cuando un camión realizaba un giro inesperado y el vehículo, que también iba con el modo Autopilot, no se detuvo.

Y a todo ello hay que añadir el atropello mortal de un coche autónomo de Uber el pasado 18 de marzo a una señora que cruzaba andando con su bicicleta por una carretera y sin paso de peatones en Arizona (Estados Unidos).

¿Cuál es la razón de estos accidentes?

Todavía es pronto para conocer las causas de estos siniestros. Sin embargo, el hecho de que hayan sido tan seguidos en el tiempo se puede deber a una mera coincidencia. Nada más.

Además, es más que probable que las razones de unos accidentes y otros hayan sido muy diferentes. Por ejemplo, respecto al accidente de Tesla, la compañía norteamericana señalaba que uno de los sensores del coche había quedado dañado en un accidente previo y no fue reparado. Y este fue el motivo por el que el coche no frenó y acabó estrellándose contra el muro.

Asimismo, desde Tesla señalan que el vehículo realizó diferentes llamadas de atención al conductor, pero que, sin embargo, este continuó en modo automático y no retomó los mandos.

Más extraño es el caso del Volvo XC90 de Uber, puesto que en el vídeo difundido por las autoridades de Arizona se ve cómo la fallecida cruza la calle y el coche en ningún momento la detecta. Es cierto que el conductor no presta atención, pero un vehículo autónomo está repleto de cámaras y sensores que detectan este tipo de situaciones de forma previa y frenan el vehículo incluso en circunstancias de baja visibilidad.

Esto significa que el accidente no ocurrió porque prácticamente no se viera o el conductor fuera despistado. Sino porque tuvo que fallar alguno de los sensores que llevaba el vehículo.

Son más seguros

Pese a estos últimos accidentes, la mayoría de los fabricantes continúa su apuesta por los coches autónomos. Si bien es cierto que todavía falta bastante tiempo para que lleguen al mercado –algunas marcas apuntan a que serían una realidad comercial en torno a 2030-, son muchos los fabricantes de coches, de componentes y tecnológicas que están a favor de este tipo de vehículos que, en teoría, llegarán para reducir la siniestralidad en las carreteras.

En este sentido, Google anunció hace unos meses que los coches autónomos de Waymo, que es la compañía de Google que está desarrollando esta tecnología recorrieron el pasado año hasta 9.000 kilómetros sin la intervención humana de emergencia.

Según esta compañía en 12 meses los conductores de seguridad sólo tuvieron que tomar el control de la situación en 63 ocasiones porque el software de la compañía no supo resolver la situación.

En este sentido, Tesla señala que los coches con su sistema ‘Autopilot’ son 10 veces más seguros que el resto de modelos que no la incorporan. Además, la compañía nortemaricana, que en los últimos meses ha sufrido un gran revés en la bolsa por el accidente y el retraso en las entregas del Modelo 3, señala que de los 1,25 millones de personas que mueren al año en las carreteras se podrían salvar hasta 900.000 vidas al año si todos los coches llevaran este sistema ‘Autopilot’.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios