Condenan a 24 hombres por violar 60 veces a una joven en la IndiaComienza el rastreo submarino del avión al sur del Índico

  • Tres individuos son condenados a muerte en Bombay por tratarse de violadores reincidentes

Un total de 24 hombres fueron condenados ayer a distintas penas de cárcel por violar más de 60 veces a una joven india en 1996, informaron ayer los medios indios.

El cabecilla fue condenado a cadena perpetua, mientras que a los otros 23 implicados se les impusieron largas penas de cárcel.

La víctima, que tenía 16 años cuando ocurrieron los hechos, fue secuestrada en Suryanelli, en el Estado de Kerala, en el sur de la India. Tras ello fue violada más de 60 veces en hoteles, casas y automóviles, entre otros por un profesor retirado, abogados y empresarios.

"Estoy feliz y aliviada por que al final triunfara la Justicia y la gente sepa la verdad", dijo la víctima al canal NDTV.

En 2005, un tribunal de Thiruvananthapuram exculpó a 34 de los 35 acusados. La víctima apeló al Tribunal Supremo, que después de ocho años decidió finalmente que el tribunal de Kerala debía revisar el caso. La sentencia final llega un año después.

Por otro lado, un tribunal de Bombay condenó ayer a muerte a tres hombres por violar a una fotógrafa después de que, un mes antes, agredieran sexualmente a otra joven. Esta sentencia es la primera que se basa en una reforma reciente de la legislación india en la que se estipula la condena a muerte para todo aquel que se demuestre su reincidencia en casos de violación, según los medios locales.

"La legislación quiere asegurarse de que no se repitan ese tipo de crímenes y tendencias violadoras", aseguró un miembro del tribunal a la prensa.

Los tres convictos fueron hallados culpables hace dos semanas de la violación en julio de 2013 de una operadora de teléfonos en compañía de un cuarto individuo, por lo que fueron condenados a cadena perpetua. La joven fue abordada en una antigua zona industrial abandonada que tomó como atajo para encontrarse con su novio, pero no denunció lo ocurrido hasta que un mes después fue violada en el mismo lugar la fotoperiodista de 23 años.

La Policía detuvo a siete hombres, dos de ellos menores, tres días después de la agresión a la fotógrafa, una becaria en prácticas que realizaba un reportaje junto con un compañero. Los agresores golpearon al chico y lo ataron mientras tres de ellos violaron por turnos a la reportera, que sufrió graves heridas internas.

Esa violación reavivó la indignación contra los asaltos sexuales en la India, que vive una gran psicosis desde que en 2012 una estudiante de 23 años falleciera tras ser agredida de forma similar junto a su novio en un autobús de Nueva Delhi. El caso provocó protestas y abrió un debate sin precedentes sobre la situación de la mujer en la India, lo que llevó al Gobierno a endurecer las leyes contra los agresores sexuales.

Los equipos de rescate que buscan el avión de Malaysia Airlines desaparecido el 8 de marzo comenzaron ayer un rastreo submarino en el sur del océano Índico con la ayuda de dos barcos equipados con sofisticados detectores de las cajas negras.

Los expertos eligieron para ayer un área de búsqueda acuática que forma un corredor de 240 kilómetros al noroeste de Perth, capital del Estado de Australia Occidental.

Ésta es "la zona de mayor probabilidad en la que el avión pudo haber entrado en el agua", indicó el coordinador de la misión multinacional, el australiano Angus Houston, en una rueda de prensa. El director del Centro de Coordinación de Agencias Conjuntas creado por Australia para esta misión, señaló que la región seleccionada se determinó "a partir de datos obtenidos muy recientemente y que son los mejores datos disponibles".

Expertos de Australia, China, EEUU, Malasia y el Reino Unidos analizan la información técnica del Boeing 777-200 desaparecido. Participan en la operación de rastreo marino el buque australiano Ocean Shield, que lleva un localizador de cajas negras prestado por la Armada estadounidense, y un navío británico Echo de investigación oceanográfica. Ocean Shield transporta también un sumergible teledirigido que puede descender a 4.500 metros de profundidad. El HMS Tireless, submarino nuclear británico, tiene previsto llegar hoy a la zona de búsqueda.

Los aviones comerciales van equipados con dos cajas negras: una primera que registra los datos del vuelo, como velocidad, altitud, dirección y otra información relevante, y una segunda que preserva los últimos 30 minutos de conversación en la cabina o dos horas si el sistema es digital.

Estos dispositivos emiten una señal para ser localizados que alimenta una batería que se agota a los 30 días, aunque en determinados casos puede durar hasta 15 días más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios