Hillary Clinton emerge como posible candidata a secretaria de Estado

  • Obama y la senadora por Nueva York mantuvieron un encuentro secreto el jueves por la noche en las oficinas del presidente electo · Duras condiciones para obtener un puesto en la nueva Administración

La ex primera dama y ex precandidata presidencial demócrata Hillary Clinton podría dirigir el Departamento de Estado en el Gobierno de Barack Obama, informaban ayer varios medios norteamericanos citando a asesores no identificados del futuro presidente estadounidense. Según la cadena televisiva NBC, asesores de Obama dijeron que se está considerando la posibilidad de ofrecer el cargo a Clinton.

Por su parte, el diario Chicago Tribune informó la pasada noche en su edición online que miembros del equipo de transición de Obama afirmaron que Clinton podría ser una buena adquisición para el nuevo gobierno. Sin embargo, los colaboradores de Obama declinaron confirmar las versiones que aseguran que ya se esté discutiendo el nombramiento.

Obama se reunió el jueves por la noche en Chicago con Hillary. Según informa la CNN, que asegura haber confirmado la información por dos fuentes, el encuentro se celebró a petición de Obama. Una de estas fuentes indicó que Clinton acudió a la cita porque "sabía que Obama quería hablar sobre si desempeñaría un papel en la Administración" que está formando.

La CBS afirma que el encuentro se produjo por la tarde en la oficina de Obama en Chicago y se pudo ver el vehículo de Clinton, que goza de protección por parte de los servicios secretos por su calidad de ex primera dama, abandonando la oficina poco antes de que lo hiciera el presidente electo.

La noticia sobre el posible nombramiento de Clinton como secretaria de Estado surgió a última hora del jueves. Según fuentes próximas al equipo de transición de Obama consultadas por la CNN, el nombre de Clinton se ha mencionado como una de las posibles candidatas al puesto.

Para el cargo de secretario de Estado se barajan también los nombres de otros aspirantes demócratas prominentes, tales como el ex candidato presidencial John Kerry y el gobernador del estado de Nuevo México, Bill Richardson.

Mientras tanto, los interesados en solicitar uno de los 7.000 puestos que se abrirán con el cambio de inquilino en la Casa Blanca deben de armarse de paciencia para contestar a un formulario que se interesa hasta por los comentarios en Facebook.

El cuestionario de siete páginas que el equipo del presidente electo Barack Obama ha diseñado incluye 63 preguntas sobre la vida profesional y personal de los funcionarios del próximo Gobierno.

Las vacantes abarcan un amplio abanico de campos, desde contabilidad, comunicaciones, ingeniería, tecnología, trabajo social y educación, con un salario que oscila entre los 30.000 y los 175.000 dólares anuales.

Los detalles de qué puestos están disponibles y dónde están ubicados aparecen detallados en un libro emitido por el gobierno con el nombre del Plum Book (Libro Ciruela), en alusión a su color morado.

Los interesados deben incluir desde cualquier correo electrónico que pueda poner en un aprieto a Obama, hasta comentarios polémicos en blogs o en la red social Facebook. Además, el formulario pide a los solicitantes que indiquen todos los seudónimos que han usado para comunicarse en la Red y que revelen el estatus migratorio de niñeras, chóferes, jardineros y otros empleados.

La primera pregunta pide a los peticionarios que entreguen no sólo su currículum vitae, sino todos los currículum de los últimos 10 años en un aparente intento de detectar posibles falsedades.

La mayor parte de la información debe de cubrir al menos la última década, incluidos los nombres de todas las personas con las que han vivido los peticionarios, las hipotecas y préstamos que han solicitado y su pertenencia a todo tipo de organizaciones.

Y también tendrán que confesar si fueron arrestados, hay cargos legales contra ellos o fueron alguna vez a la bancarrota, además de declarar todos los regalos de más de 50 dólares que hayan recibido de cualquiera que no sea un amigo o pareja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios