Musharraf sale ileso de un atentado tras ser acusado de traición

El ex presidente de Pakistán Pervez Musharraf salió ileso de un atentado con explosivos al paso de su convoy en Islamabad, informó ayer una fuente oficial, dos días después de que el antiguo dictador fuera acusado de alta traición.

El ataque se produjo la noche del miércoles, cuando la comitiva atravesaba un puente después de que Musharraf recibiera tratamiento médico en el Instituto de Cardiología de las Fuerzas Armadas en la vecina ciudad de Rawalpindi, precisó el oficial de Policía Salthan Ali.

El ex dictador pudo regresar a su casa a las afueras de la capital paquistaní, donde reside en libertad condicional.

Los explosivos, entre cuatro y seis kilos, estaban colocados en una tubería cerca del puente, donde la deflagración ocasionó un agujero en el terreno, pero sin que se produjeran víctimas.

Pervez Musharraf fue acusado el martes de alta traición por un tribunal especial de Islamabad por suspender el orden constitucional en 2007, un delito que puede acarrear la pena de muerte.

La comparecencia del ex gobernante se produjo entre fuertes medidas de seguridad, con 2.700 policías, militares y paramilitares desplegados en la capital paquistaní, después de que los defensores del antiguo mandatario advirtieran que su vida corría peligro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios