Obama promete actuar con rapidez para ayudar a las clases medias

  • El presidente electo centra su primera rueda de prensa en la difícil situación y anuncia un nuevo plan de estímulo económico · Antes de su comparecencia se reunió con expertos del Partido Demócrata

El presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, instó ayer al Congreso a aprobar un plan de estímulo económico y dijo que tan pronto como asuma el cargo "tomará todas las medidas necesarias" contra la crisis, en especial para ayudar a las clases medias y los desempleados.

"Tiene que aprobarse un paquete de estímulo antes o después de que jure el cargo", dijo Obama en su primera rueda de prensa tras ganar las elecciones.

El senador por Illinois afirmó que "sin duda son necesarias más medidas" contra la crisis y dijo que si no hay un plan de estímulo antes del 20 de enero, fecha en la que tomará posesión del cargo, ésa será su primera tarea al llegar a la Casa Blanca.

Después de una reunión con un amplio grupo de asesores económicos en Chicago, Obama pidió la ampliación de los subsidios de desempleo así como de las ayudas para los gobiernos estatales y municipales.

"No va a ser rápido o fácil salir de este agujero", alertó Obama, pero indicó que "un nuevo presidente puede hacer mucho para restablecer la confianza".

"Mi prioridad será hacer que la economía crezca y crear más puestos de trabajo", dijo Obama, quien reiteró su promesa electoral de rebajar los impuestos al 95% de los estadounidenses.

El presidente electo calificó la crisis como "el mayor desafío económico de nuestra vida" y dijo que actuará "rápidamente" para resolverlo. Además, indicó que "la crisis financiera es cada vez más global y requiere una respuesta global".

Ayer el departamento de Trabajo de Estados Unidos informó de la pérdida en octubre de 240.000 puestos de trabajo, lo que ha impulsado el índice de desempleo hasta el 6,5 por ciento.La cifra es muy superior a lo esperado por los analistas, que aguardaban una pérdida ya elevada de 200.000 empleos y una tasa de 6,3% de desempleo.

En el sector automotor, el fabricante Ford anunció una pérdida neta trimestral de 129 millones de dólares, menor a lo previsto, pero afirmó que suprimirá 10% de su fuerza laboral.

La prensa estadounidense daba cuenta este viernes de planes del Partido Demócrata para lanzar una nueva iniciativa de estímulo económico por cifras que van desde 60.000 millones a 100.000 millones de dólares y que estaría centrada en aumentar el gasto público.

Obama, que el lunes se reunirá con el impopular presidente saliente George W. Bush en la Casa Blanca, está bajo presión para dar a conocer el nombre del futuro secretario del Tesoro, un puesto clave en su naciente equipo de gobierno.

Obama tiene un equipo de asesores económicos que incluye a dos ex secretarios del Tesoro del presidente Bill Clinton (1993-2001): Robert Rubin y Lawrence Summers. También suenan para secretario del Tesoro los nombres del presidente de la Reserva Federal (Fed) de Nueva York, Tim Geithner, y el del ex presidente de la Fed Paul Volcker.

El futuro titular de Economía tendrá a su cargo el manejo de un paquete de rescate económico de 700.000 millones de dólares que incluyó la nacionalización parcial del sector bancario.

Por lo que se refiere a otros temas conflictivos, Obama reiteró ayer que los intentos de Irán de desarrollar un programa de armamento nuclear son "inaceptables" y ese país debe poner fin a su apoyo al terrorismo.

Obama prometió que estudiará cuidadosamente la carta de felicitación que le ha enviado el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, y responderá "de manera adecuada". "No es algo que podamos hacer a la ligera, tenemos que pensarlo", subrayó el presidente electo.

Obama no quiso precisar qué propuestas precisas tiene para tratar con Irán y se limitó a recordar que la persona al mando es aún Bush. "Sólo tenemos un presidente", declaró. "Yo no soy el presidente aún y no lo seré hasta el 20 de enero", agregó Obama. Ahmadineyad felicitó a Obama por su victoria electoral, en la primera ocasión en que un dirigente iraní hace un gesto de este tipo desde la revolución islámica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios