El Parlamento iraquí prorroga en una tensa sesión la permanencia de soldados de EEUU

  • El tratado sienta las bases para que las tropas continúen en el país árabe hasta finales de 2011

El Parlamento iraquí aprobó ayer en una agitada sesión el controvertido acuerdo de seguridad que sienta las bases para la permanencia de las tropas estadounidenses en el país después de que expire el mandato de Naciones Unidas que la ampara a finales de año.

El acuerdo fue aprobado con una mayoría simple de 198 de los 275 diputados, 130 de la alianza chií del partido gubernamental y 53 de grupos kurdos. Entre los 35 votos en contra, 30 correspondieron a miembros del bloque sadrista, afín al clérigo chií Muqtada al Sadr, que durante la sesión golpearon sus bancadas y gritaron "sí, sí a Iraq" y "no, al acuerdo".

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, celebró la aprobación del acuerdo y lo calificó de "un nuevo avance", según declaró en un comunicado. "La votación de hoy lo que confirma es el crecimiento de la democracia iraquí" y de su capacidad para defenderla.

Según Bush, hace dos años habría sido impensable un pacto de este tipo. La mejora de la situación de seguridad tras el refuerzo de tropas estadounidenses lo ha hecho posible, señaló, manifestando sus esperanzas de una pronta ratificación.

Tras meses de negociaciones, la aprobación pareció quedar asegurada ayer después de que el Gobierno aceptara convocar un referéndum sobre el pacto a finales de julio de 2009 y vincular su votación a una serie de reformas políticas aprobadas también ayer.

El pacto entrará en vigor el 1 de enero de 2009, un día después de que venza el mandato de Naciones Unidas. Entre otras cosas prevé una retirada de las tropas estadounidenses a finales de 2011.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios