Serbia presenta su candidatura de adhesión a la UE

  • El presidente Tadic ha destacado que hará todo para capturar a Ratko Mladic y Goran Hadzic, los únicos dos acusados de crímenes de guerra aún prófugos.

Comentarios 2

Serbia presentó este martes en Estocolmo ante la presidencia sueca de la Unión Europea (UE) su solicitud formal para convertirse en país candidato a la adhesión comunitaria, informaron en Belgrado la prensa local.

El presidente serbio, Boris Tadic, entregó el documento al primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, en presencia del euro comisario de Ampliación, Olli Rehn.

La solicitud destaca que la decisión de presentar la candidatura "refleja el consenso de la sociedad (serbia) respecto a la orientación europea" del país y su ingreso en la UE.

Paso "histórico"

En la ceremonia, el primer ministro sueco declaró que Serbia ha dado "un paso histórico" al presentar hoy su candidatura.

Reinfeldt indicó en rueda de prensa que esa es una muestra de "la firme determinación del Gobierno y del apoyo del pueblo en Serbia" de ir hacia la UE.

"La decisión de Serbia también nos recuerda el éxito del atractivo de la UE mientras proseguimos el proceso de ampliación. Nos recuerda uno de los pilares fundamentales de la creación de la UE, que es la unión de Europa y el acercamiento de sus ciudadanos", indicó.

Recalcó también que la solicitud de Serbia es importante, no sólo para este país, sino para el desarrollo de los Balcanes, y agregó que "la vía hacia el ingreso es larga, y muy exigente" y que "serán necesarias grandes reformas".

Compromiso contra los criminales de guerra

El presidente Tadic, a su vez, recalcó que Serbia hará todo para capturar a Ratko Mladic y Goran Hadzic, los únicos dos acusados de crímenes de guerra aún prófugos, que representan uno de los principales obstáculos para el acercamiento de Serbia a la UE.

"Si los dos prófugos pendientes están en territorio serbio, estad convencidos de que serán capturados", dijo Tadic.

Según el presidente, Serbia espera poder obtener el estatus de candidato para finales de 2010, pero recalcó que "más importante que el estatus formal es efectuar reformas, atraer nuevas inversiones y crear nuevos puestos de trabajo".

Respecto a Kosovo, Tadic aseguró que Serbia nunca reconocerá su autoproclamada independencia y que persistirá en la defensa de su integridad territorial y la soberanía.

Dijo que espera que el recién iniciado debate sobre la legalidad de la independencia de Kosovo en la Corte Internacional de Justicia abra nuevas negociaciones entre Belgrado y los albano-kosovares sobre el estatuto de ese territorio.

"Esta es una Serbia diferente de la de los años noventa, una Serbia que defiende sus intereses nacionales legítimos con medios diplomáticos y legales", recalcó.

Así, se mostró convencido de que Kosovo no podrá ser el obstáculo para las integración de Serbia en la UE.

El comisario europeo para la Ampliación, Olli Rehn, celebró en la misma rueda de prensa la candidatura serbia como "la corona de la presidencia sueca" de la UE.

"Serbia ha pasado un largo camino en los últimos diez años" para llegar "del pasado nacionalista hasta el futuro europeo", dijo Rehn, en alusión al régimen autoritario y belicista del ex líder serbio Slobodan Milosevic.

Diez años de preparativos

Las autoridades serbias insisten en el documento entregado en que su objetivo estratégico es integrar al país en el club comunitario.

"Consideramos que, después de casi un decenio de preparativos, el nivel de relaciones ha alcanzado el punto en que es posible iniciar una nueva fase, cuyo objetivo es el ingreso y la plena integración de Serbia como miembro de la UE", señala la solicitud.

Las autoridades serbias decidieron solicitar la adhesión al término de un año en el que el proceso de acercamiento a la UE ha logrado significativos avances tras casi una década de retrasos.

De hecho, la UE abolió la semana pasada el régimen de visados para los ciudadanos serbios.

Además, Holanda retiró su veto al acuerdo comercial interino de la UE con Serbia debido a la mayor cooperación de Belgrado con el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) en la búsqueda del Ratko Mladic.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios