Uribe promete derrotar al terrorismo y liberar al país de la pesadilla de las FARC

  • El presidente colombiano responsabiliza a la guerrilla del asesinato del gobernador de Caquetá, Luis Francisco Cuéllar, secuestrado el lunes · La familia denuncia que el político no tenía suficiente protección

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, ha prometido "derrotar el terrorismo" y "liberar" a los colombianos de la "pesadilla" de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), a las que responsabiliza del asesinato del gobernador de Caquetá, Luis Francisco Cuéllar, un hecho que ha frenado todas las gestiones para la liberación de los rehenes que están en poder de esa guerrilla.

"En medio del dolor ratifico ante ustedes toda nuestra decisión de derrotar el terrorismo, de derrotar este flagelo del secuestro", expresó Uribe momentos después de ser informado de la muerte del gobernador secuestrado el lunes.

El cadáver de Cuéllar fue localizado el martes por campesinos en un área rural de Sebastopol, en el norte de Caquetá, en la misma carretera donde se había hallado momentos antes un vehículo incinerado en el que habrían huido los rebeldes.

Uribe reveló que al ex gobernador "no le dispararon sino que lo degollaron para evitar producir el ruido de los disparos porque ya intuían el plan, el operativo envolvente" del Ejército en esa conflictiva zona.

Ante esta situación, el mandatario ha informado de que aumentará a 1.000 millones de pesos (340.000 euros) la recompensa ofrecida a quienes aporten información sobre los responsables de este crimen. También indicó que el operativo militar activado el martes para rescatar a Cuéllar se mantendrá para capturar a los artífices de este secuestro y asesinato, aunque no especificó si se continuarán los operativos para liberar a "todos" los rehenes de las FARC, tal y como había anunciado.

"En medio del dolor, con toda la fortaleza, avanzaremos en la derrota del terrorismo para liberar de esta pesadilla a las nuevas generaciones de colombianos", acotó.

Aunque las FARC no se han pronunciado hasta el momento para adjudicarse este hecho, el Gobierno aseguró desde un primer momento que esa guerrilla estaría detrás del secuestro y de su posterior homicidio, en el marco de lo que podría ser una nueva estrategia de los subversivos contra la política de seguridad democrática de Uribe.

Fuentes de Inteligencia revelaron a la emisora Caracol Radio que el supuesto sustituto del fallecido Raúl Reyes, ex número dos de las FARC, Milton de Jesús Toncel, sería el responsable del secuestro de Cuéllar.

Las fuentes de Inteligencia sostienen que el secuestro respondía al objetivo de aliviar el cerco contra el líder de la guerrilla, Mono Jojoy, en las operaciones militares actualmente en curso contra la guerrilla en los departamentos selváticos de Meta (centro), Caquetá y Guaviré (ambos en el sur), al obligar al Ejército a desviar efectivos para perseguir al comando que secuestró a Cuéllar.

Por su parte, William Forero, uno de los principales ideólogos de las FARC y antiguo jefe político, cree que la guerrilla ha impulsado una nueva estrategia con el secuestro del gobernador basada en ataques con comando con el objetivo de desprestigiar la seguridad en Colombia. "No tienen la posibilidad de hacer acciones operacionales y se dedican a estas operaciones tipo comando, que intentan dañar la política bandera del Gobierno", precisó el ex rebelde desmovilizado hace cuatro años a Caracol Radio. Sin embargo, advirtió que el Gobierno se equivoca si cree que la guerrilla está vencida.

Por otro lado, los familiares de Cuéllar han denunciado que el gobernador no contaba con la protección policial suficiente pese que había sido secuestrado en cuatro ocasiones y que fue "perseguido" por las FARC durante 22 años. Su hijo, Luis Fernando Cuéllar, dijo a la prensa local que su padre sólo contaba con la protección de tres efectivos de la Policía y que en ningún momento le fueron reforzadas las medidas de seguridad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios