Almería despide a Álvaro Cruz 'Pototo', un maestro del periodismo y la radio

  • l La capilla del Tanatorio acogió la misa funeral ayer a las doce del mediodía l Su viuda, Pilar López, y sus hijas Yolanda y Begoña recibieron el apoyo de muchos amigos del periodista en momentos tan difíciles

La capilla del Tanatorio de Almería acogió ayer la misa funeral por el periodista Álvaro Cruz Pototo fallecido el pasado miércoles a los 77 años en el Hospital Torrecárdenas de la capital. Un nutrido grupo de amigos de profesión, tanto de la prensa escrita, como de la radio y la televisión quisieron despedir a Pototo, un hombre con una gran capacidad de trabajo, una persona de gran corazón y sobre todo un excelente comunicador. Todos mostraron su tristeza por esta irreparable perdida y apoyaron en momentos tan difíciles a su viuda, Pilar López y sus hijas Yolanda y Begoña Cruz.

En dicha capilla se dieron cita amigos muy cercanos a Pototo como Juan Torrijos, José Ángel Pérez, Antonio Felipe Rubio o Alberto Benavides y Quino. También quisieron despedirse del ilustre periodista Antonio Torres, Juan Domínguez, José Gabriel Gutiérrez, Andrés Caparrós, María Rosa Granados, José Antonio Belda, Emilia Martín, Miguel Ángel Blanco, Paco Moncada, Antonio Hermosa y José Antonio Fuentes. José Luis Aguilar y Ramón Sedeño también estuvieron en el sepelio para despedir a su gran amigo.

A lo largo del miércoles por la tarde y ayer por la mañana también hubo muchas personas que pasaron por el Tanatorio, concretamente por la sala 5, donde fue velado el cuerpo sin vida de Pototo. Todas las personas destacaron la bondad del periodista, un hombre entrega a Almería y a su Cabo de Gata desde que llegó a esta tierra, puesto que Álvaro Cruz había nacido en Melilla.

Todavía se recordaba ayer la última aparición pública de Pototo el pasado mes de noviembre cuando recibió de manos de la Cruz Roja la medalla de plata por su gran dedicación y larga trayectoria en la Institución humanitaria. Pototo había comenzado su andadura en Cruz Roja a finales del año 1986, participando desde entonces como voluntario en la Institución y ocupando diversos cargos de responsabilidad.

Así, fue integrante de la I Asamblea Local Democrática en 1989, director de Relaciones Públicas y Comunicación hasta el año 2000, vicepresidente autonómico entre 1999 y 2007, presidente local de Almería entre 1999 y 2000 e integrante de todos los Comités Provinciales desde 1989 hasta 2006 y del Comité Nacional de Cruz Roja Española.

Entre el corro de periodistas que ayer se dieron cita en la misa funeral también se comentaron algunas anécdotas y hechos vividos por muchos junto a Pototo. José Ángel Pérez todavía recordaba cuando hace ya algunos años, por Macael iban a actuar los Teddy Boys, haciendo de teloneros de Lone Star. Pototo salió al escenario para anunciar al grupo estrella. Pero, Pototo anunció por tres veces el nombre erróneo del grupo. Primero los llamó, Los Rollyng Star, después como los Lone Boys, le siguió con Los Rollyng Lone hasta que desde el fondo del escenario se escuchó la voz potente del cantante Pedro Giner que gritó Lone Star.

Pototo ha protagonizado muchas anécdotas a lo largo de su vida. Marcó una época y una forma de hacer la radio cercana, pegada a los almerienses, cuando además las gentes de la radio eran considerados como grandes estrellas. Eran estrellas en una ciudad pequeña como era Almería. Por eso, Pototo siempre participaba donde lo llamaban, además presentaba concursos y festivales. Fue un maestro de las ondas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios