Antonio López e Ibáñez enseñan su arte en la pintura a 36 alumnos

  • El III Curso de Realismo y Figuración fue inaugurado ayer por María Vázquez

El Museo Casa Ibáñez de Olula del Río se convirtió ayer en un auténtico hervidero artístico con la llegada de los 36 participantes del III Curso de Realismo y Figuración. Un continúo ir y venir de artistas cargados de pinceles, lienzos y muchísima ilusión por comenzar a trabajar junto a dos grandes maestros del Realismo contemporáneo, Antonio López y Andrés García Ibáñez.

Unos minutos después eran los dos pintores encargados del Curso quienes llegaban cargados de berenjenas, pimientos, calabazas, sandías, cebollas, naranjas, limones. Elementos de la huerta con las que, más tarde, compondrían los bodegones que durante cinco días -hasta el próximo viernes- servirán de modelo a los participantes de este taller de pintura del natural; 36 artistas que podrán elegir entre pintar las frutas y verduras dispuestas por López e Ibáñez, o trabajar sobre modelo humano desnudo.

Tras la llegada de López e Ibáñez comenzaría el acto de inauguración del Curso. Un acto que iniciaba el coordinador del Curso y director del Museo Casa Ibáñez, Juan Manuel Martín Robles, dando la bienvenida a todos los asistentes para continuar felicitando a los 36 participantes en el curso "por haber sido elegidos por dos maestros como Antonio López y Andrés García Ibáñez" y dar las gracias a las instituciones y empresas que hacen posible, junto a la generosidad de Antonio López e Ibáñez, este curso "y ayudan al mantenimiento del Museo", la Diputación de Almería, representada por María Vázquez -diputada de Cultura-, y Cosentino S.A. representada por Santiago Alfonso, responsable de Marketing de la empresa.

Antonio M. Pascual, alcalde de Olula del Río, dio la bienvenida a los participantes a Olula del Río y al Valle del Almanzora, e iniciaba su intervención reconociendo la labor de todas las personas que hacen posible el curso: "no hay palabras de agradecimiento, de elogio, a todas las personas que hacen posible que en Olula del Río se puedan desarrollar eventos culturales de primer orden, como este Curso".

En tercer lugar intervendría el presidente de la Mancomunidad de Municipios del Valle del Almanzora, Antonio Ramón Salas. Éste dedicaría unas sentidas palabras a Antonio López, destacando, por encima de cualquier otro valor, "su humanidad y cercanía". Tras Salas tomaría la palabra María Vázquez, diputada de Cultura que valoraría la importancia de este Curso no sólo en el aprendizaje profesional que los alumnos obtendrían, de la mano de Antonio López y Andrés García Ibáñez, sino también "en las relaciones humanas, en la hermandad, que se creará durante los cinco días del curso entre vosotros -refiriéndose a los participantes- y los dos maestros. Una relación que seguro se mantendrá a lo largo del tiempo, lo que os permitirá seguir aprendiendo de ellos no sólo como profesionales, sino como personas".

Cerraba el acto Antonio López, quien iniciaba su intervención dando las gracias a los participantes "por haber abandonado por unos días sus tierras para trasladarse hasta este rincón tan interesante y maravilloso de Almería, para compartir unos días con otros compañeros con los que compartir experiencias. Unos días en los que seguro que pasa algo sumamente interesante".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios