Antonio Orozco desata pasiones en su concierto en Roquetas de Mar

  • El cantante estuvo dos horas sobre el escenario del Teatro Auditorio donde ofreció sus nuevos temas pero también echó mano de los más conocidos

Unas 1.000 personas se dieron cita el sábado en Roquetas de Mar para disfrutar del directo de Antonio Orozco. En diez años que son algo más, Orozco se ha labrado un futuro como cantante. Un resumen de lo acontecido en este tiempo fue lo que ofrecido en ese concierto dentro de la gira Diez de diez.

Durante dos horas de concierto fue desgranando los temas de Diez, su último trabajo de estudio. Desde el primer momento se vio a un público que esperaba el momento de reencontrarse con su artista favorito. Por eso cada vez que podían coreaban el nombre de Orozco.

El concierto que arrancaba con Sin ti, fue mezclando temas de discos anteriores para acabar cerrando, con Devuelme la vida. Eso si en los bis se sentó en la escalinata del escenario y cantó acompañado de su guitarra y a capela Irremediablemente celos y Abre la puerta en recuerdo al grupo Triana.

A lo largo de la noche sonaron temas como Llévatelo, Que me queda, donde el público coreó la canción, Es mi soledad o Pedacitos de ti, que fue muy aplaudía por el publico.

Orozco estuvo acompañado en el escenario por John Caballe a la guitarra, Xavi Pérez, director musical y teclados, Toni Mateos a la batería y Jordi Franco al bajo. En todo momento el artista estuvo muy bien arropado por unos músicos que lo conocen a la perfección.

Antonio Orozco, hizo un derroche de energía y complicidad, con pases de un lado a otro del escenario y de hablar al público. En dos ocasiones se bajó al patio de butacas provocando la locura entre sus fans. En todo momento, el cantante estuvo más hablador que nunca mostrando su alegría y su satisfacción por actuar en el Teatro Auditorio de Roquetas de Mar, a las que considero como una de las mejores instalaciones de España.

Y es que Orozco en directo se crece muchísimo. Es un artista que conecta con mucha facilidad con el público. En Roquetas no iba a ser menos y durante todo el concierto, el cantante se entregó para dar lo mejor de la noche. "Espero que esta noche cuando se marchen lo hayan pasado muy bien y se vayan con una sonrisa", dijo.

Tras el concierto un buen número de fans esperaron a las puertas de los camerinos para ver de cerca a Orozco y así pedirles autógrafos y fotografías. Fue una noche muy especial para muchas de sus seguidoras que escucharon su música y luego pudieron verlo cara a cara.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios