Asurr fusiona la flauta andina con la guitarra flamenca en Alamar

  • La Plaza de la Catedral registró una buena entrada para disfrutar de este espectáculo

"Asurr es el sueño mundial". Con estas palabras la líder del grupo Asurr, Amalia Castilla, explicó quiénes eran y dio la bienvenida al público el sábado en el concierto que la banda ofreció en la Plaza de la Catedral dentro del programa de Alamar 08 que organiza el Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería. El grupo, que une los sonidos del sur de América y el sur de Europa, mostró una música muy humilde y llena de sentimientos ante el público almeriense, una melodía muy dulce que en buena parte venía marcada por la flauta andina de Amalia Castilla.

Uno de los momentos más tiernos de la noche vino cuando la líder dedicó una de sus canciones a su hija Mercedes, quien según ella "es la persona más importante de mi vida". Esta pieza fue interpretada con el sonido de una ocarina, un pequeño instrumento de viento de cerámica, sin llaves y generalmente con ocho agujeros para los dedos de origen latinoamericano.

La noche estuvo marcada también por momentos en los que el flamenco recobraba presencia, gracias también a la aportación del público quien palmeaba en algunas de las canciones. La flauta andina de Asurr cambiaba de estilo y para tomar la pasión del sur de España acompañado de una guitarra flamenca y una bailaora interpretaba las canciones con su taconeo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios