El Ballet Flamenco de Andalucía seduce al público con 'Viaje al Sur'

  • Cristina Hoyos y el resto de bailaores y bailaoras muestran durante tres días en Almería el gran momento artístico que vive esta formación flamenca andaluza

Cristina Hoyos volvió a demostrar que sobre las tablas es única e irrepetible. En el espectáculo flamenco 'Viaje al Sur' la genial bailaora demostró la belleza de su cortoneo y su saber estar en un escenario. Aunque ella siempre asegura que sólo hace unas pequeñas pinceladas en el espectáculo, el público quedó fascinado con su presencia junto a su marido Juan Antonio Jiménez. Realmente el éxito del espectáculo radica ante todo, en el magnífico plantel de bailaores, bailaoras y el cuadro flamenco que pone el cante en directo.

Viaje al Sur conjuga a la perfección la pasión, la alegría y la tragedia. Siete parejas de bailaores, entre ellas la formada por la misma Cristina Hoyos y Juan Antonio Jiménez, desarrollan un espectáculo sin argumento, estructurado en tres estampas, pero que transmite mucha fuerza al público.

Para otorgarle un sentido han contado con la dirección escénica del coreógrafo catalán, de origen almeriense, Ramón Oller (Premio Nacional de Danza 1994).

La música en directo salió de las gargantas de los cantaores Fabiola, Vicente Gelo y Miguel Rosendo; de las manos de los guitarristas Ramón Amador y Andrés Martínez y del percusionista Roberto Carlos Jaén.

La música fue compuesta especialmente por José Luis Rodríguez para este espectáculo. La Alegría es un camino sembrado de colores, de olores, de luz. El perfume del azahar y las costas de sal. En el escenario una guajira, un zapateado y unas alegrías. Con la soleá se va dibujando la Tragedia, el extremo desolador, los campos secos y el dolor por la ausencia y por la muerte, la injusticia de las guerras que exterminan sin razones, la pena honda que lo ahoga todo menos el quejío en el que se refugia el desconsuelo universal.

Al tercer movimiento llega el turno de la Pasión, que trae consigo alguna sorpresa, como el Corazón Partío de Alejandro Sanz en versión tangos y el Gracias a la vida al compás de unas bulerías.

El viaje al Sur es real. Cristina Hoyos y Juan Antonio Jiménez se despiden con su maleta. El final es apoteósico. El público pedía más y el Ballet recompensa al público. Ha merecido la pena.

En todo este espectáculo hay un bailaor que se sale, que rompe, que es sublime en su baile. Se trata de Mariano Bernal que borda su actuación.

Cristina Hoyos es una artista de excepción, es una mujer que dá todo el protagonismo a los jóvenes. Aunque ahora es menos exigente en su baile porque los años pasan, su presencia e llena todo el escenario.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios