Carla Bruni deslumbra en una cena de gala con el Emir de Qatar en el ElíseoKate Moss posa para una línea aérea inglesaChris Brown se declara culpable y no irá a la cárcel El cazador de moscas ultrasónico de Obama

La Primera Dama francesa, Carla Bruni-Sarkozy, conquistó a todos los asistentes y volvió a destacar por su sencilla elegancia en una cena de gala celebrada en Francia en honor del Emir de Qatar, en visita de Estado al país galo. El vestido de color azul y escote palabra de honor que llevaba realzaba su envidiable figura y resultó idóneo para un acontecimiento oficial de esta índole en el Palacio del Elíseo.

La única capaz de competir con la belleza de Bruni fue la esposa del jeque qatarí, Sheikha Mozah bint Nasser Al-Missned, quien ataviada de rojo y con un turbante a juego con su traje, hizo las delicias también de la prensa rosa.

Fiel a su estilo, la mujer de Sarkozy escogió un vestido cruzado con escote corazón y una caída impresionante. No sorprendió el color, ya que Bruni siempre se inclina por la gama de los morados o de los azules. Como complementos optó por una llamativa gargantilla de brillantes de dos vueltas y unos sencillos pendientes a juego. Además de zapatos con muy poco tacón, como suele ser habitual en ella, para no superar en altura a su marido. El peinado por el que se decantó, una impecable melena suelta, daba un halo de naturalidad cuidada al conjunto.

El modelo en cuestión recogía ayer comentarios positivos en la mayoría de medios de comunicación.

Tras arruinar las nuevas canciones de su novio, Jamie Hince, lanzando su ordenador portátil a la piscina en un ataque de ira, la modelo Kate Moss ha vuelto al trabajo. Ahora se ha convertido en la musa de la compañía aérea Virgin. Moss fue la encargada de presentar un nuevo avión en el aeropuerto de Londres para conmemorar así el 25 aniversario de esta compañía. Junto a la maniquí estuvo en todo momento el magnate inglés Richard Branson, dueño de la aerolínea, con quien se mostró muy cariñosa.

El cantante Chris Brown se declaró ayer culpable de agredir a su ex pareja, Rihanna, con lo que evitará su ingreso en prisión tras el acuerdo alcanzado entre el fiscal y el abogado del popular artista. Brown, de 20 años, ha sido condenado a seis meses de trabajos comunitarios, tales como eliminar graffitis o recoger basura, a cinco años de libertad condicional y a asistir a sesiones de orientación sobre violencia doméstica. La juez Patricia Schnegg dijo que Brown podrá cumplir con estos cometidos en el estado de Virginia (EEUU), donde nació. Schnegg dio a conocer el fallo a la propia Rihanna una vez que Brown y su séquito abandonaron la audiencia, organizada en un Tribunal de Los Ángeles (California). La cantante de Barbados, de 21 años, se limitó a decir: "Gracias". La juez añadió que pretende expedir una orden de alejamiento para Brown sobre Rihanna, aunque un abogado de la cantante dijo que la artista no lo desea.

Un inventor chino se ha ofrecido a regalar al presidente de EE UU, Barack Obama, un cazamoscas ultrasónico argumentando que no es "higiénico" matarlas con la mano, como hizo recientemente en un programa de televisión. Hu Xilin, 'El Señor de los Cazamoscas' en China, quiere entregarle gratis este aparato que "atrapa las moscas vivas". La organización ecologista PETA (que lucha por el tratamiento ético de los animales) ya ha mostrado interés por su invento y le ha prometido ayuda para que llegue a las manos del mismo Obama.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios