Creada una mesa de seguimiento y una página web del Cortijo del Fraile

  • Intelectuales solicitan que esta construcción del siglo XVIII sea declarada Bien de Interés Cultural · Una mesa redonda destaca la dejadez de la Administración que está dejando que se caiga el Cortjio

La celebración del 80 Aniversario del suceso del Cortijo del Fraile, en el Hotel de la Naturaleza de Rodalquilar, está sirviendo para dar a conocer a un sector amplio de la población y, a los visitantes, la situación insostenible que viene padeciendo parte del patrimonio provincial; porque, la vergonzosa destrucción del espléndido Cortijo del siglo XVIII no es la excepción ni un caso aislado.

En la mesa redonda, donde se abordó la situación de éste edificio, salieron otros casos, igualmente sangrantes. El académico Antonio Gil Albarracín, uno de los investigadores que con más dedicación y ahínco lleva luchando por la preservación de los monumentos histórico/culturales en la provincia, denunció que acaba de venirse abajo la techumbre de la Torre de los Alumbres, del siglo XVI, en Rodalquilar.

También la Consejería de Cultura fue premiada, por los Amigos de la Alcazaba, con un Chumbo Verde debido a su negligencia, que ha permitido, con su absoluta dejación, que el Cortijo del Fraile (que también tiene su Bandera Negra) continúe un alarmante proceso de degradación.

El sábado, con gran afluencia de público, se proyectó la película "El crimen de una novia", dirigida por Lola Guerrero. Y se celebró la Mesa Redonda sobre la situación del Cortijo del Fraile. Se recordó el compromiso que, Gemma Garrido, Concejala de Cultura del Ayuntamiento, hizo público el día de la inauguración de la muestra, para trabajar por la valoración y recuperación del edificio. Y la necesidad de la implicación de la Junta de Andalucía.

Participaron en la mesa, el escritor Juan José Ceba (quien lleva 30 años de constante reivindicación del lugar); el pintor, arquitecto y agitador cultural Andrés García Ibáñez; el historiador Antonio Gil Albarracín, autor de un gran número de publicaciones sobre el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar y el poeta y miembro de Hualí y Espartaria, Pedro Felipe Granados, que participó en 2002 en el Manifiesto del Cortijo del Fraile.

El pintor Andrés García Ibáñez expresó su indignación por el desprecio y aberraciones de parte de nuestro legado. El de Almería, dijo, es el caso más grave y extremo de la península. Indicó que se han llegado a situaciones grotescas, como estar la Consejería de Cultura -en Almería- en contra de las Academias de Humanidades y de la UNESCO.

"El Cortijo del Fraile debería haber sido inmediatamente protegido a la llegada de la democracia. Pero no tiene, a día de hoy, ninguna protección. Ni tan siquiera inscripción genérica. Es uno de los casos más sangrantes, por sus valores arquitectónicos, paisajísticos y como referente universal de las obras de Lorca y Carmen de Burgos". Pidió la inmediata protección como Bien de Interés Cultural; que se convierta en un edificio protegido en el PGOU de Níjar. Y expresó su deseo de que pase a ser de propiedad pública.

Anunció Ibáñez la creación de una página web del Cortijo del Fraile, diseñada por Genia María Rodríguez, Premio de diseño en Cuba, donde se dará a conocer la situación, historia, se incluirán las fotos de Alonso, la reconstrucción visual del edificio; se recogerán firmas de apoyo y opiniones a través de internet, a nivel nacional e internacional.

El defensor del patrimonio Antonio Gil Albarracín señaló que " el Cortijo del Hornillo de los Frailes (que así se llamó) significa un importante hito en el Campo de Níjar. Fue construido por los frailes dominicos de Almería, en el siglo XVIII, quienes hicieron importantísimas aportaciones en la comarca. Citó los olivos y más de treinta mil cepas plantadas. La espléndida edificación era el punto intermedio entre Almería y las calas.

Desde hace muchos años, el historiador viene demandando, en sus libros, la recuperación de este edificio, que tiene un valor histórico excepcional, testimonio de la vida de unas comunidades y escenario de la boda truncada y el crimen, a pocos kilómetros, que originó una obra cumbre literaria del siglo XX.

El poeta Pedro Felipe Granados, que también intervino en la Mesa Redonda, es visitante asiduo al Cortijo del Fraile. Participó en 2002 en la redacción y lectura del Manifiesto del Cortijo del Fraile, como miembro del Colectivo Hualí y de Espartaria. Lamentó el estado de destrucción y propuso la organización de actuaciones teatrales de Bodas de Sangre, enmarcadas en su paisaje original.

El escritor Juan José Ceba, que fue presentando a sus compañeros de mesa, leyó algunas claves del Manifiesto del Cortijo; dio a conocer las palabras de Francisco, hermano del dramaturgo granadino, que recordaba los pormenores de la noticia del crimen de Níjar, que Lorca le había comentado: "Aparentemente el relato periodístico quedó olvidado. Sin embargo, algún tiempo después, Federico me habló de una idea que tenía para una tragedia: estaba basada en el incidente de Almería".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios