David Palomar deja un buen sabor de boca entre los aficionados en el Taranto

  • La organización de la Semana del Taranto quedó fascinada con el joven cantaor gaditano

Esta XXXVIII Semana Flamenca de El Taranto se presentaba con dos estrenos, dos debuts en los aljibes: el de la bailaora Lola Pérez y el de David Palomar. Este último, aunque ya venía precedido de cierta fama por sus recientes premios Nacionales de Córdoba (y nada menos que el Manolo Caracol y el Camarón de la Isla), y aunque algunos habían escuchado su disco recién sacado, ha sorprendido gratamente. Tiene una voz muy flamenca y la utiliza con generosidad. Se entregó a tope durante hora y media en la que interpretó ocho cantes de los más variado, desde seguiriyas hasta tanguillos de Cádiz (con un recuerdo muy bien ejecutado de las cosas de su paisano y maestro Chano Lobato). Inició el recital de forma espléndida con romances a la manera del Negro del Puerto y pregones de Macandé. Un pelotazo. La opinión general de los asistentes es que habrá que volver a traerlo más pronto que tarde.

Y la guitarra no fue menos aplaudida. Un ya veterano Rafael Rodríguez que toca como nadie, literalmente: no se parece a nadie; y sin embargo su música nos parece que es antigua y clásica, porque es puramente flamenca. Entendió a la perfección el cante de David y le respondió con muchísimo gusto y eficacia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios