Detenido el ladrón de mapas

  • Entre sus robos, destaca el de dos mapas de un atlas de Ptolomeo de valor incalculable

El hombre que puso en jaque la tranquilidad de las principales bibliotecas españolas, aquellas que conservan una gran multitud de documentos históricos, ha sido detenido en un hotel de Pamplona por la Unidad Central Operativa del Grupo de Patrimonio Histórico de la Guardia Civil. Los agentes se han incautado de 67 documentos de gran valor histórico, así como agendas y documentos que daban pistas de sus próximos golpes.

Con 47 años y nacionalidad húngara, Z.V. dedicó sus esfuerzos a recopilar información a través de las webs de las bibliotecas españolas para saber dónde se custodiaban documentos bibliográficos relevantes y de su interés. Una vez localizadas y acompañado de pasaportes falsos y carnets de investigador fraudulentos emprendió su viaje a España desde su lugar de residencia en República Dominicana. Su primera parada fue la Real Biblioteca del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial (Madrid), allí sustrajo un mapa desplegable de un Tratado sobre Cosmografía y Expediciones Geográficas fechado en 1537 y editado en Basilea (Suiza). Esto ocurría en marzo del pasado 2008. La alarma entre los trabajadores saltó tarde, el ladrón había escapado.

Tras varios meses sin tener noticias suyas, en abril de este año volvió a España. Z.V. había planeado una ruta amplía, esta vez visitó las bibliotecas públicas de Valladolid, Logroño, la Universidad de Navarra y el Archivo General del mismo lugar y la última, hace una semana, la biblioteca de Castilla la Mancha (situada en el Alcazar de Toledo). En todas ellas utilizó el mismo modus operandi, se hacía pasar por un experto que solicitaba recabar información y consultar libros extramadamente valiosos. Una vez a solas con los preciados documentos, Z.V. sacaba una hoja de cuter de pequeño tamaño que previamente había escondido en su ropa para cortar con sumo cuidado las hojas que le interesaba extraer. Por poner algún ejemplo, en su última visita se hizo con dos mapas de un atlas de Claudio Ptolomeo de valor incalculable y con un gran peso histórico. Dos "joyas" que componen una pequeña parte del tesoro que había logrado acumular, su cofre contiene al menos 67 documentos robados.

Con la detención del hondureño la Guardia Civil ha conseguido cortar con una serie de robos que, lejos de terminar, prometía ser amplía. Los agentes han intervenido agendas y documentos que manifestaban que sus próximos golpes iban a tener lugar en, al menos, 28 provincias españolas más. Una vez agotada la ruta española el ladrón pensaba hacer una visita a las bibliotecas de las localidades portugesas de Lisboa, Coimbra y Oporto.

Además, los agentes estudian si ha podido dar más golpes que por ahora se desconozcan para que, en ese caso, se proceda a la recuperación de dichos materiales.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios