Festival de Teatro de El Ejido

Equilibrismo circense con música de acordeón

  • Los artistas de la compañía Rolabola destacaron por manejar diversas y distintas artes dentro de su espectáculo

Cargados de sus instrumentos, con una agilidad a prueba de vértigo y con el humor por bandera, la compañía Rolabola fue otro de los grupos invitados al XXXI Festival de teatro de El Ejido con la obra Plazidos Domingos.

En esta ocasión, se estrenó escenario. Era la Plaza Loma de la Mezquita que tuvo una afluencia de público considerable y todos los vecinos de la zona disfrutaron de las acrobacias y equilibrismos de la compañía.

Un violín, una guitarra, un saxofón o un acordeón eran algunos de los instrumentos que ponían la música al espectáculo y los intérpretes eran los mismos acróbatas.

Con mucho humor y con un público entregado totalmente a cada paso de los artistas, la obra contó con grandes momentos de tensión y destreza.

Los malabarismos con balones fue uno de los números que realizaron los artistas. Los acróbatas animaban al público para que aplaudieran y los asistentes no quedaron indiferentes ante las constantes invitaciones. Las sonrisas de los niños y los adultos eran continuas en cada número que fueron realizando. Y todos las bromas que fueron realizando eran respondidas por unas risas consistentes.

El humor fue la pieza clave para que los asistentes entraran en calor y se metieran de lleno en el espectáculo.

Una de las actuaciones más sorprendentes fue cuando tres de los cuatro acróbatas formaron una especie de torre y se mantuvieron en el aire apoyados en los hombros del que estaba debajo.

Los protagonistas del espectáculo circense son: Alfonso de la Pola, Javier Luna Yélamos, Miguel Moreno Montosa y Marta Sitjá Verdaguer.

Cada uno tuvo su parcela de actuación, pero juntos es cuando demostraron su auténtica destreza y complicidad sobre el escenario.

Su espacio musical era una especie de quiosco de prensa que les servía para tocar algunas canciones con sus instrumentos para ambientar la actuación. Las piruetas y acrobacias las realizaron en un círculo montado en la Plaza Loma de la Mezquita y la gente cerraba con su presencia cualquier hueco posible.

La dirección artística de Plazidos Domingos corre a cargo de Emilio Goyanes. Fina Moreno es la persona encargada del vestuario.

Los artistas consiguieron impresionar a todos los presentes en la Plaza y consiguieron un aplauso unánime de todos los presentes a la actuación.

La actuación contó con una mezcla de humor, ingenio, equilibrismo y todo fusionado era una auténtica actuación rocambolesca. La misión de los artistas quedó cumplida que era entretener y hacer pasar un buen rato a todos los asistentes a la actuación.

Una vez más el Festival de Teatro contó con una actuación de calle circense.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios